Antonio Nemi acusa a gobierno de Yunes por amenazas y tortura

7

El exsecretario de Salud del gobierno duartista, Juan Antonio Nemi Dib, quien se encuentra en prisión domiciliaria, denunció que fue torturado por el gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares por negarse a declarar en contra de servidores públicos.

El exservidor público, quien estando en funciones presentó más de 300 denuncias penales por irregularidades en la administración duartista, responsabilizó al fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, de los abusos legales y físicos que ha sufrido.

El priísta, con una larga trayectoria política en el estado, aseguró ser un “preso político” del gobierno yunista, pues dijo que los delitos que se le imputan no ameritan prisión preventiva.

“Todo ello, porque reiteradamente me negué a conceder una declaración judicial con carácter de prueba anticipada, de hechos que no me constan y ni siquiera sé si ocurrieron, contra Javier Duarte de Ochoa y Karime Macías Tubilla. Jamás consentí tal prueba anticipada”, dijo.

Fue en diciembre del 2017 cuando Nemi Dib fue arrestado acusado de los presuntos delitos de incumplimiento de un deber legal, peculado y abuso de autoridad, al ser señalado de irregularidades detectadas en la construcción de la Torre Pediátrica de Boca del Río y que ascienden a los 30 millones de pesos.

Nemi Dib estuvo al frente de la Secretaría de Salud del año 2012 al 2014 en el Gobierno del priísta Javier Duarte de Ochoa; también fue director del Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

El servidor público, antes de ser detenido, presentó evidencias de haber interpuesto casi 300 denuncias penales durante la administración de Javier Duarte de Ochoa por diversas irregularidades cometidas en el sector salud.

Del total de las querellas, tres fueron ante la Procuraduría General de la República y el resto ante la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado por anomalías en compra de medicamentos, fallos en pruebas de VIH, irregularidades administrativas, con el personal y del sindicato de trabajadores.

Nemi Dib denunció en un escrito hecho llegar a diversos medios de comunicación, que ha sufrido tortura sicológica y física, amenazas y que fue puesta en riesgo su salud porque le negaron en tiempo atención médica.

“Hago notar que en mi declaración responsabilicé directamente a Jorge Winckler de las aberraciones judiciales de las que he sido objeto, de las golpizas y de muchas acciones que evidentemente él ha prohijado y consentido, como filtrar ilegalmente datos de las carpetas de investigación, publicar imágenes y datos míos divulgados por su oficina de prensa y obviamente prohibidos por la ley”, dijo.

Dijo temer por la integridad de su familia y responsabilizó a Winckler y a sus cómplices, así como a los intereses políticos del fiscal.

Denunció que la mañana de este miércoles, servidores públicos de la Fiscalía le han notificado que en venganza por sus denuncias públicas, le promoverán una nueva carpeta de investigación con la que pretende prolongar su prisión.

“No cometí ningún delito. Soy preso político y víctima de un proyecto de odio, infamia, destrucción y muerte. Le recuerdo a Winckler que yo presenté más de 300 denuncias por los actos de corrupción en Sesver y que él se encargó de desaparecerlas. Pero llegará el tiempo en que pague por sus infamias. Se verá quiénes son los viejos y los nuevos saqueadores de la Secretaría de Salud de Veracruz”, apuntó.