Alerta sobre los niveles de violencia

7

Los altísimos niveles de violencia en México ya alcanzaron niveles de masacre de proporciones bélicas, afirmó la activista María Elena Morera ante el Presidente Enrique Peña Nieto.

Durante la clausura de un foro sobre seguridad, la presidenta de Causa en Común agregó que la violencia también representa una emergencia nacional que pone en riesgo la estabilidad del país.

“Esta masacre para nosotros sí la consideramos de proporciones bélicas, los asesinatos, las desapariciones, las violaciones a los derechos humanos, los secuestros, las extorsiones, los robos, ya se hicieron parte de la vida misma de los ciudadanos”, expresó en el Alcázar del Castillo de Chapultepec.

“La violencia que vivimos ya no es temporal ni regional, es endémica y de alcance nacional, no se ha logrado contenerla y mucho menos revertirla”.

En presencia del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, Morera dijo que cada vez resulta más intolerable que los responsables políticos de este “desastre” tanto a nivel federal como estatal, sólo dan pretextos.

Primero culpando a sus antecesores, dijo, luego culpándose entre ellos y últimamente acusando de la situación actual al sistema penal acusatorio.

“Nuestro sistema de seguridad, de justicia y penitenciario en el mejor de los casos se encuentra estancado, difícil que pueda empeorar, pero tampoco mejorar por la falta de compromiso”, sostuvo.

“Si seguimos por este camino lo que sí puede agravarse y mucho es la inseguridad. ¿Cómo hacer frente a una violencia que se arraiga y se extiende por todo el País? Ni la resignación ni la inercia son una opción”.

La activista destacó que el sexenio de Peña Nieto aún no ha acabado, como tampoco la actual Legislatura, por lo que tienen tiempo para saldar, aunque sea en parte, la deuda que tienen con este tema.

“Consideramos indispensable que los próximos candidatos a la Presidencia, los partidos políticos y los gobernadores se comprometan a emprender las grandes reformas de nuestro sistema de seguridad, procuración e impartición de justicia”, mencionó.

¡VEN SEÑALES PREOCUPANTES!

Ante Gobernadores y funcionarios federales, Morera calificó como preocupante que por enfrentamientos políticos se sigan posponiendo las soluciones de fondo.

“No es política ni éticamente admisible que los gobiernos y partidos políticos secuestren el tema de seguridad y justicia como parte de sus juegos electorales”, agregó.

Morera dijo que otras tendencias preocupantes son la creciente privatización de la seguridad; la operación de Policías Auxiliares dirigidas de manera obscura y sin controles operativos o presupuestales.

CONDICIONES DE TRABAJO AFECTAN LUCHA

Las condiciones de trabajo que actualmente tienen los policías mexicanos hacen que el combate contra la inseguridad en el país no sea eficaz, coincidieron hoy los participantes del foro “Sumemos Causas”, quienes pidieron que se dé más “atención” a las fuerzas de seguridad.

A los policías “no les hemos dado la prioridad que se merecen”, afirmó María Elena Morera, presidenta de la organización Causa en Común e impulsora de este evento sobre seguridad.

La activista presentó los resultados del Índice de Desarrollo Policial (Indepol), que revelan que ninguna corporación del país “cumple con los mínimos que establece la ley”, lo que hace difícil que estas enfrenten la “oleada de crímenes” que azotan el país.

Morera indicó que el Programa Nacional de Seguridad Pública para el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) tenía como meta alcanzar para 2018 la tasa de 12,8 homicidios por cada 100,000 habitantes.

No obstante, según los datos que se tienen hasta ahora, “es muy probable” que se quede “por encima de los 24 homicidios por cada 100.000 habitantes”.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad, los homicidios en México aumentaron durante los nueve primeros meses del año un 23 % respecto a 2016, para quedar en un total de 18.505, y también han aumentado otros delitos de alto impacto.

En el caso de Coahuila, según el informe, la corporación estatal se encuentra por encima de la media nacional, con un -38 puntos en la escala para evidenciar las situaciones de incumplimiento de la ley.

Según los parámetros calificados el estado cuenta con una buena profesionalización de la policía así como buenos elementos para el desarrollo de la carrera en este sector.

Sin embargo se encuentra a la mitad de cumplir en el área de certificación, seguridad social para el personal, así como el régimen disciplinario.

Ven como oportunidad de mejora que la corporación debe contar con una estructura jerárquica terciaria, de conformidad a lo dispuesto en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, además de que se debe renovar el equipo que esté desgastado por el uso o que ya haya terminado su vida útil.

De igual manera se sugiere que el proceso de investigación debe dejar de ser realizado por los mandos. Se recomienda la implementación de un mecanismo transparente de investigación realizado por Asuntos Internos, y por último en el área de recepción de quejas y denuncias debe estar fuera de las instalaciones de la Comisión Estatal de Seguridad ya que esto desincentiva la denuncia.

En tanto que Durango se haya con -43 puntos, dos puntos arriba de la media nacional (-41).

El estado va muy bien en el aspecto de la profesionalización de la policía estatal, sin embargo tiene carencias en la carrera policial así como en el sector del régimen disciplinario.

El área de certificación y de seguridad social son los rubros donde falta emplearse a fondo.