Ahora AMLO alerta relación EPN-Anaya

6

Como el corrido de los Tigres del Norte, “Contrabando y traición”, así describe Andrés Manuel López Obrador la relación actual entre el presidente Enrique Peña Nieto y el candidato del PAN a la Presidencia, Ricardo Anaya, luego de que el panista amenazó con meter a la cárcel al mandatario nacional.

“Es como el corrido de ‘Contrabando y Traición’, así hay que ver estas cosas, quién sabe qué le hizo Anaya a Peña porque de repente hay ruptura y ahora Anaya está diciendo que va a meter a la cárcel a Peña, es decir, está el pleito a todo lo que da”, señaló el tabasqueño.

El abanderado de Juntos Haremos Historia llegó a Chiapas después de una gira por Tierra Caliente. Los chiapanecos lo recibieron en las carreteras, tras esperar horas bajo el sol para verlo pasar cinco minutos.

En Pichucalco, después de un mitin con cinco mil personas, el tabasqueño deseó a Peña y Anaya que resuelvan sus asuntos de manera pacífica.

Incluso, desde Bochil, cambió la frase de “este arroz ya se coció”, por “el pox ya está en su punto”, al hacer referencia a la bebida elaborada en los altos de Chiapas.

El tres veces candidato presidencial no dejó pasar la oportunidad para lanzar una andanada de señalamientos contra el expresidente Vicente Fox, a quien señaló de ser un mercenario de la política, coordinar fraudes electorales y robar elecciones. Esto, luego de que Fox Quesada diera su apoyo a Anaya, a pesar de haber respaldado anteriormente a José Antonio Meade.

“Cómo es que apoya a Peña y ahora había dicho que iba a apoyar a Meade, abandona a Meade y se va con Anaya, [Vicente Fox] es un mercenario de la política”, sostuvo.

En entrevista, el tabasqueño respondió a Fox Quesada que las elecciones se ganan con votos y que esa cargada de último minuto no servirá para que Anaya gane la elección. “Qué bien que se definió Fox, nada más le falta agarrar la matraca, ya está echando porras a Anaya y que se apure porque no van a ganar, y Fox ya no va a recibir la pensión de cinco millones de pesos mensuales y no es venganza, es justicia”, dijo.

“Salinas debería también hacer lo mismo, apoyar a Anaya y agarrar la matraca porque se van a terminar todos los privilegios”, advirtió.