Afirma magistrado del TEPJF que la democracia enfrenta grandes retos

4

José Luis Vargas Valdez indicó que la cooperación internacional permitió dar mayor certidumbre y credibilidad al proceso electoral 2018.

México.- José Luis Vargas Valdez, magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), apuntó que la democracia a nivel mundial podría encaminarse a una crisis, debido a los retos que ha enfrentado en los últimos tiempos.

Durante su participación en una mesa de discusión sobre el tema, el magistrado señaló que en la actualidad “estamos enfrentando fenómenos mundiales que tienen que ver con retos que están poniendo en duda y en crisis la democracia como un sistema. Particularmente eso empieza con la sociedad a partir de una percepción de desafección a la democracia y, en mi modo de ver al no existir una mejor forma de renovación de poderes públicos tenemos que seguir apostando por fortalecer los principios de la democracia y su funcionalidad y eficacia”.

En este sentido, señaló que la elección federal de julio pasado fue un éxito pese a que se trató de la más compleja en la historia del país, y reconoció que la participación de organizaciones y académicos que “ha constituido un valioso mecanismo de evaluación objetiva y neutral sobre el Proceso Electoral en México, en una dimensión que, por su naturaleza, requiere de especialistas de alto nivel”.

Durante 2018, recalcó, “el Tribunal Electoral recibió 20 visitas internacionales, en las que, en diferentes momentos, participaron delegaciones de la Organización de los Estados Americanos, el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, la Fundación Kofi Annan, y el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe”.

Finalmente, el magistrado señaló que para el TEPJF, todos estos esfuerzos han sido fundamentales, “porque han permitido darnos cuenta que tenemos los mismos retos, o retos muy similares que tienen que ver desde cuestiones muy sociológicas como es la desafección a la democracia, hasta cuestiones sumamente técnicas, como lo son las nuevas tecnologías, redes sociales frente a la capacidad de influir en democracias y, particularmente, en la capacidad de poder generar estas noticias falsas que pueden trastocar una voluntad general determinada”.