Vida nueva: médicos rusos logran que una niña siria vuelva a caminar tras un ataque terrorista

7

En muchas partes de Siria la población, que años atrás empezó a sufrir las consecuencias de la guerra, trata de volver a la vida cotidiana. Sin embargo, algunas huellas del doloroso pasado son difíciles de borrar.

Un ejemplo es el caso de Sidra Zaarur, que en abril del 2016 perdió sus dos piernas cuando unos terroristas atacaron la ciudad de Alepo, al noroeste de Siria.

“Cuando mi hermana con sus dos hijos y yo salimos de casa para comprar unas cosas, nos impactó un proyectil”, recuerda Sidra. Su hermana y sus hijos fallecieron, pero Sidra logró sobrevivir al ataque y fue llevada al hospital Ar-Razi, donde recibió un tratamiento inicial.

A continuación, un oficial ruso le propuso continuar el proceso de recuperación en Rusia y la familia aceptó el ofrecimiento. Entonces, un avión militar con médicos la trasladó a Moscú, donde realizó el proceso de rehabilitación en el Hospital Clínico Infantil de Rusia.

La madre de la menor, Mayada Hamra, señala que los especialistas rusos desarrollaron unas prótesis para su hija y le proporcionaron terapia física. Con ayuda de un especialista aprendió a caminar con las prótesis. “Practicaba todos los días. Cuando se recuperó completamente ya comenzó a caminar por sí misma”, recuerda la mujer.

Después de la rehabilitación, la adolescente y su familia aterrizaron en la base rusa de Jmeimim para volver a Alepo y comenzar a rehacer su vida. Ahora Sidra ya piensa en su futuro y quiere regresar a Rusia para estudiar. “También quisiera agradecer a todos los oficiales rusos y doctores que me atendieron, y me gustaría decir gracias a toda Rusia”, indicó la menor.