Usan el pasado y generan dudas

5

El ultraderechista Jair Bolsonaro dijo que Brasil está en riesgo de volver al comunismo, mientras que el socialista Fernando Haddad señaló que el país puede caer de nuevo en una dictadura, en mensajes transmitidos ayer tras reanudarse la propaganda gratuita de cara a la segunda vuelta electoral.

El candidato de ultraderecha, que el domingo pasado quedó a un paso de ganar al obtener un 46 % de los votos por el 29 % de su rival, echó mano del comunismo impulsado por el exdirigente cubano Fidel Castro y del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) para atacar este viernes a Haddad, aspirante por el socialista Partido de los Trabajadores (PT) a la jefatura de Estado de Brasil.

En la nueva propaganda electoral gratuita, que comenzó a transmitirse este viernes en todo el país, el aspirante de ultraderecha insinuó, a través de un mensaje divulgado en radio y televisión, que Brasil se encuentra “al borde del abismo” y que estaría amenazado de caer en una situación similar a la de Cuba o Venezuela si Haddad es elegido presidente.

La propaganda de Bolsonaro atacó directamente al Foro de Sao Paulo, organización política latinoamericana fundada en la década de 1990 por líderes de izquierda, y del que Fidel Castro (1926-2016) y Lula fueron su principales impulsores.

Refiriéndose a Cuba -liderada por Castro por más de 50 años- como “el país más atrasado del mundo”, el mensaje también habla de una Venezuela “devastada” como una advertencia para que Brasil “en su mayor crisis ética, moral y financiera” evite caer en un abismo.

Pero Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura que imperó en Brasil entre 1964 y 1985, conocido por sus posiciones guerreristas y sus manifestaciones machistas, racistas y homofóbicas, quiso también mostrarse en el mensaje como un ser humano sensible.

Emocionado y con los ojos aguados al hablar de su más reciente esposa y de su hija, el ultraderechista confiesa que después de sus cuatro hijos varones decidió revertir su vasectomía para formar un nuevo hogar, un mensaje que ya había pasado durante la primera etapa de la campaña electoral para sumar votos de las mujeres.

El mensaje de Bolsonaro, que para la segunda vuelta lidera las intenciones de voto con el 58 % de los favoritismos, según una encuesta divulgada por Datafolha, también tuvo un fuerte ataque por parte de la campaña de su adversario del PT.

Haddad, quien para las proyecciones del próximo 28 de octubre se ubica con un 42 % de los apoyos, señaló que la democracia de Brasil estaba amenazada por un posible retorno de la dictadura y la llegada de “fascistas” al poder e incluyó declaraciones en las que Bolsonaro amenaza con “fusilar” a los seguidores del PT en un mitin.