Un conductor de Uber secuestró y toqueteó a una pasajera y le cobró 1.047 dólares por el servicio

8

Harbir Parmar, de 24 años, compareció este martes ante un tribunal federal de la ciudad de White Plains (Nueva York, EE.UU.), donde se le formularon cargos de secuestro y fraude por medios electrónicos, por haber aterrorizado a una pasajera mientras se desempeñaba como conductor de Uber, a principios de este año, informa New York Post.

El 21 de febrero, alrededor de las 23:30 hora local, Parmar aceptó la solicitud de viaje de una mujer (cuyo nombre no ha sido revelado) que iba desde el distrito neoyorquino de Manhattan hasta su residencia en White Plains. La pasajera se quedó dormida en el asiento de atrás y al despertarse descubrió que sobre sus senos, por debajo de la blusa, se posaba una mano del conductor.

Parmar reanudó el viaje, pero la mujer se percató de que no reconocía el paisaje. Pese a sus súplicas de ser llevada a casa y las posteriores exigencias de dejarla en una comisaría, el conductor la echó del coche en la carretera Interestatal 95 cerca de Branford (Connecticut), a unos 97 kilómetros del destino inicial, según los documentos judiciales.

La mujer llegó hasta una tienda cercana y pidió otro taxi, que finalmente la llevó a casa ya pasadas las 3:30 de la madrugada. Ya en su hogar se dio cuenta de que Parmar había cobrado de su tarjeta 1.047 dólares por un viaje a Boston (Massachusetts) que ni siquiera hizo aquella noche.

Parmar fue puesto en libertad hasta la próxima audiencia, bajo una fianza de 10.000 dólares depositados por sus padres, y afronta hasta una posiblde cadena perpetua por secuestro. Además, los investigadores descubrieron que no era la primera vez que cambiaba los destinos sin avisar a los clientes: cobró de más 11 veces, con el método de introducir destinos falsos en la aplicación.

Uber afirmó haber rembolsado la desmesurada cuenta de la mujer y señaló que el conductor quedó apartado de su plataforma desde febrero.