Trump envía a Pompeo a Riad pero no por caso

3

El presidente estadounidense, Donald Trump, envió ayer a Arabia Saudí a su secretario de Estado, Mike Pompeo, pero puso en duda la implicación del reino árabe en la desaparición y posible asesinato del periodista Jamal Khashoggi, un tema que ha complicado su cercana relación con Riad.

Trump conversó ayer con el rey de Arabia Saudí, Salmán bin Abdelaziz, sobre la desaparición de Khashoggi, un reportero saudí crítico con Riad que vivía en Washington desde hacía un año, y cuyo paradero se desconoce desde que el pasado 2 de octubre entró en el consulado en Estambul del poderoso reino del golfo Pérsico.

“Acabo de hablar con el rey de Arabia Saudí, que niega cualquier conocimiento de lo que pueda haber ocurrido ‘a nuestro ciudadano de Arabia Saudí'”, escribió Trump en su cuenta de Twitter, en aparente referencia a una declaración del monarca sobre Khashoggi.

“Dijo que están trabajando estrechamente con Turquía para encontrar una respuesta. ¡Voy a enviar inmediatamente a nuestro secretario de Estado para que se reúna con el rey!”, agregó Trump. Poco después, el Departamento de Estado confirmó en un comunicado que Pompeo viajaría ayer mismo a Riad, y recordó que Trump “ha pedido una investigación abierta sobre la desaparición” de Khashoggi, que escribía para el diario estadounidense The Washington Post.

Trump aseguró que había ordenado a Pompeo “ir a otros lugares si es necesario” para esclarecer el caso de Khashoggi, y medios turcos adelantaron que podría visitar Turquía tras su parada en Riad.

El caso del periodista desaparecido ha puesto a prueba la alianza entre EU y Arabia Saudí, un país que Trump convirtió en el destino de su primer viaje al extranjero como presidente.