Trump emite declaración de desastre en Carolina del Norte por ‘Florence’

5

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió una declaración de desastre para Carolina del Norte, lo que pone a disposición de los residentes de las áreas afectadas por el huracán Florence recursos federales para la reconstrucción, informó la Casa Blanca.

La declaración de desastre comprende los condados de Beaufort, Brunswick, Carteret, Craven, New Hanover, Onslow, Pamlico y Pender.

La ayuda gubernamental puede incluir recursos para viviendas temporales y reparaciones de viviendas, préstamos a bajo costo para cubrir pérdidas de propiedades no aseguradas y otros programas para ayudar a personas y dueños de negocios a recuperarse de los efectos de Florence.

Los recursos también están disponibles para el estado, algunos gobiernos locales y algunos grupos privados sin fines de lucro sobre una base de costos compartidos para el trabajo de emergencia en esos condados.

El presidente Trump ha emitido en los últimos días varios mensajes en su cuenta de la red Twitter para referirse a los esfuerzos gubernamentales que se realizan para auxiliar a los residentes de las zonas afectadas por Florence, en especial al trabajo de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) .

“Excelente trabajo FEMA, socorristas y agentes de la ley: no es fácil, es muy peligroso, tienen un talento tremendo. América está orgullosa de ti. ¡Sigan así, terminen fuerte!”, escribió Trump en uno de sus mensajes en Twitter este sábado.

El huracán Florence, convertido ahora en tormenta tropical, ha dejado al menos siete muertos, derribado árboles y postes, dañado casas, edificios y carreteras y dejó sin servicio eléctrico a unos 900 mil residentes, aunque el número de afectados podría seguir subiendo.

También ha dejado más de 75 centímetros de lluvia en Carolina del Norte, una cantidad que supera el récord de precipitaciones pluviales en esa entidad de 61 centímetros establecido durante el huracán Floyd en 1999.

Se estima que un total de 1.24 metros de lluvia podría caer hasta el domingo en el sureste de Carolina del Norte, que se ha ubicado cómo el área más afectada por el momento debido al efecto de Florence.

Se prevé que Florence, que se debilitó de un huracán de categoría 1 cuando tocó tierra la mañana del viernes a tormenta tropical, continúe perdiendo fuerza conforme avance y se degrade a depresión tropical para la noche de este sábado.