Trump cuestiona sin pruebas la cifra de muertos en PR

6

El presidente estadounidense, Donald Trump, disputó ayer que 3,000 personas murieran como consecuencia del paso del huracán María hace casi un año en Puerto Rico, y acusó sin pruebas a los demócratas de manipular los datos con fines políticos.

Trump, que acostumbra a cuestionar incluso datos oficiales o fácilmente demostrables cuando los percibe como una crítica a su gestión, generó una fuerte polémica en el país al negar que esa tormenta provocara casi 3.000 muertes, como indica un reciente informe académico respaldado por las autoridades puertorriqueñas.

“3,000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron Puerto Rico. Cuando me fui de la Isla, DESPUÉS de que la tormenta la hubiese golpeado, tenían entre 6 y 18 muertos. A medida que pasó el tiempo, no subió mucho. Luego, mucho tiempo después, se empezaron a reportar cifras realmente grandes, como 3,000”, tuiteó Trump. “Esto lo hicieron los demócratas, con el fin de que yo quedara lo peor posible, cuando yo estaba recaudando exitosamente miles de millones de dólares para ayudar a reconstruir Puerto Rico”, añadió.

Trump denunció que “si una persona moría por cualquier razón, como la edad avanzada, simplemente la añadían a la lista”. “Muy mala política. ¡Amo a Puerto Rico!”, aseguró. El presidente rechazaba así las conclusiones de un estudio encargado por el Gobierno puertorriqueño a la Universidad George Washington, que a finales de agosto reveló que 2.975 personas murieron a causa de los efectos del huracán María, una cifra que el Ejecutivo de la isla ha aceptado y establecido como oficial.

Cuando Trump visitó Puerto Rico en octubre de 2017, dos semanas después del paso de la tormenta, el número oficial de muertos era de 16, algo que llevó al mandatario a declarar que el huracán María no era “una catástrofe real” como el ciclón Katrina de 2005. Las autoridades puertorriqueñas elevaron poco después el saldo a 64, y finalmente decidieron encargar un estudio académico cuyos responsables hallaron irregularidades.