Trump ‘congela’ optimismo de May

7

Mientras que la primera ministra británica, Theresa May, aseguró al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que la salida del Reino Unido de la Unión Europea ofrece a ambos países la oportunidad de cerrar un pacto “sin precedentes” para impulsar el empleo y crecimiento, el mandatario norteamericano le advirtió que “probablemente” no obtendrá un acuerdo comercial con su país si su plan de un “brexit” suave sigue adelante.

May relató las numerosas oportunidades que, a su juicio, el “brexit” ofrece a las relaciones bilaterales entre EU y el RU durante la cena de gala que compartió ayer con Trump y con un centenar de empresarios en el palacio de Blenheim, en el condado de Oxfordshire (Inglaterra).

“Mientras nos preparamos para abandonar la Unión Europea, tenemos la oportunidad de llegar a un acuerdo comercial que haga crecer los empleos en el Reino Unido y en Estados Unidos”, indicó la primera ministra.

“También es una oportunidad para derribar las barreras burocráticas que frustran a los líderes empresariales a ambos lados del Atlántico”, agregó.

Trump y su mujer, Melania, fueron recibidos a su llegada al castillo con una ceremonia militar, horas después de aterrizar en la capital británica para su primera visita al Reino Unido.

A la cena, que consistió en salmón escocés, filete de ternera inglesa y fresas con helado, también asistieron algunos miembros del gobierno británico, como el recién nombrado ministro de Asuntos Exteriores, Jeremy Hunt, o el de Defensa, Gavin Williamson.

“Tener a los Estados Unidos a nuestro lado fue, para mí, la mayor alegría”, dijo May parafraseando al primer ministro Winston Churchill.

Pero en una entrevista con el periódico británico The Sun, publicada durante su primera visita oficial al Reino Unido, Trump afirmó que los planes de May por un “brexit” suave acabarían con un posible acuerdo y eso significaría que Estados Unidos mantendría relaciones comerciales con la Unión Europea en lugar de con este país.