Siete pasaportes en 11 años: nuevas revelaciones de la corte sobre Huawei y su directora financiera

10

La directora de finanzas de Huawei, Meng Wanzhou, ha comparecido este viernes ante un tribunal de Vancouver (Columbia Británica, Canadá) para determinar su posible libertad bajo fianza.

Durante la audiencia, un procurador canadiense confirmó que la ejecutiva afronta acusaciones de EE.UU. por presuntamente encubrir nexos entre la compañía china y una firma que intentó mantener relaciones comerciales con Irán pese a las sanciones estadounidenses, según informa Reuters.

Documentos judiciales citados por esa agencia precisan que una corte neoyorquina había emitido la orden de arresto de Meng, de 46 años, el pasado 22 de agosto, con el fin de que fuera procesada bajo cargos definidos por EE.UU. por presunto fraude en detrimento de múltiples entidades financieras.

Según trascendió, el 29 de noviembre pasado EE.UU. obtuvo información de que la directora financiera iba a realizar una escala en Canadá para luego partir hacia un tercer país, que se presume correspondía a México. Meng, hija del fundador de Huawei, fue detenida en Vancouver el pasado 1 de diciembre.

Las audiencias del caso de la directora financiera de Huawei continuarán el próximo 10 de diciembre.

Siete pasaportes en 11 años

Washington, que tiene 60 días para formalizar su solicitud de extradición de Meng, se opone a la liberación bajo fianza de la ejecutiva, alegando que probablemente huiría hacia China. De acuerdo con el Departamento de Justicia, no hay condiciones que aseguren su continua comparecencia ante los tribunales.

Los documentos judiciales añaden que, según la parte estadounidense, esa ejecutiva ha tenido al menos siete pasaportes de China y de la región administrativa de Hong Kong en los últimos once años.

Entretanto, la defensa legal de Meng afirma que no se define claramente ninguna acusación en la orden provisional en contra de la directora de finanzas, que enfrentaría penas de hasta 30 años de cárcel por cada cargo si es declarada culpable en EE.UU.

Huawei en la mira

The Wall Street Journal informó en abril que el gigante de las telecomunicaciones chino se encuentra bajo investigación en EE.UU. al menos desde 2016, por presuntamente suministrar productos de origen estadounidense a Irán y otros países en violación de las leyes de exportación y sanciones de EE.UU.

Tras enterarse de que Washington había puesto en marcha una investigación criminal en su contra, a partir de abril de 2017 los ejecutivos de Huawei comenzaron a evitar viajar a EE.UU., según las acusaciones estadounidenses citadas en los documentos judiciales.

Luego de la audiencia trasciende además que Washington acusa a Huawei de intentar obstruir esa investigación retirando de suelo estadounidense a los empleados que puedan ser testigos potenciales de las actividades de la compañía respecto a Irán.

Operaciones con Teherán

Respecto a las presuntas violaciones de sanciones, la parte estadounidense afirma que Huawei Technologies operó secretamente una subsidiaria no oficial llamada Skycom Tech, con el fin de realizar negocios con Teherán.

Según las acusaciones, las cuentas bancarias de esa compañía eran controladas por empleados de Huawei, y los ejecutivos de la presunta subsidiaria en Irán también trabajaban para la empresa china.

La evidencia citada en los tribunales apunta a que Skycom fue ‘vendida’ en 2009 a una entidad que también estuvo bajo el control de Huawei hasta el 2014.

  • La Embajada china en Canadá expresó su protesta contra el arresto de la directora financiera de la compañía y exige su liberación.
  • Huawei Technologies, por su parte, ha asegurado que la compañía china de telecomunicaciones “cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables donde opera, incluidas las leyes aplicables de control y sanción de exportaciones”, y afirma no tener conocimiento de ningún delito cometido por Meng.
  • El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, aseguró que no hay pretexto político en el arresto de Meng Wanzhou. Por su parte la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Christia Freeland, afirmó que la relación con China es muy importante y válida pese al caso Huawei.