Rusia niega haber envenenado a exespía en Reino Unido

10

“Rusia no es culpable” del envenenamiento de un exespía ruso refugiado en Reino Unido y de su hija, aseguró hoy el ministro de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, en declaraciones que recogió la agencia Interfax.

“Ya hemos dicho que esto es absurdo. No estamos involucrados”, dijo Lavrov a la prensa. Rusia está dispuesta a colaborar con la investigación, añadió.

El lunes, la primera ministra británica, Theresa May, aseguró que es “altamente probable” que Rusia haya tenido responsabilidad en el ataque y subió la tensión con Moscú, al que le exigió una respuesta en 24 horas.

El exdoble agente, Serguei Skripal, de 66 años de edad, y su hija Yulia, de 33 años, fueron envenenados con un “agente nervioso de nivel militar desarrollado por Rusia”, afirmó May. Ambos luchan por su vida en un hospital, tras ser encontrados inconscientes el 4 de marzo, en el banco de un parque cerca de un centro comercial de Salisbury, en el sur de Inglaterra.

La sustancia es de la serie Novichok, producida en la ex Unión Soviética, que tiene unas 100 variantes y se considera una de las más peligrosas.

Cientos de miembros de la unidad antiterrorista británica investigan el caso con apoyo de las fuerzas de seguridad. Este fin de semana encontraron rastros del agente nervioso en una pizzería y un pub en el que habían estado el ex espía y su hija.

El excoronel del servicio secreto ruso GRU fue condenado en Rusia por espiar para Reino Unido y puesto en libertad en 2010 en un canje de espías con Estados Unidos