Renuncia enviado de ONU para Siria

7

Staffan de Mistura anunció hoy su renuncia como enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, luego de cuatro años y cuatro meses de esfuerzo sin que se lograra detener una guerra civil comenzada en marzo de 2011.

En una sesión en el Consejo de Seguridad de la ONU, De Mistura subrayó que tomó la decisión de retirarse por razones puramente personales, y que se mantendrá laborando hasta finales de noviembre próximo, tiempo que aprovechará para continuar su mediación.

De Mistura es el tercer enviado especial de Naciones Unidas para Siria, luego que el exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, y el diplomático argelino Lakhdar Brahimi, se afanaran, también sin éxito, a forzar a las partes en conflicto a negociar políticamente sus diferencias.

Annan, quien falleció en agosto pasado, expresó tras el final de su mandato que la pacificación en Siria era “misión imposible”, debido a que las partes en conflicto se negaban en realidad a buscar una salida diplomática a la violencia.

Tras siete años, el conflicto en Siria ha causado la muerte de al menos medio millón de personas, además ha provocado que 13.1 millones de sirios requieran de asistencia humanitaria para subsistir, incluidas cerca de tres millones de personas atrapadas en zonas bajo asedio.

De acuerdo con la ONU, más de la mitad de la población siria ha sido expulsada de sus hogares.