Renueva Egipto otros tres meses el estado de emergencia

10

Las autoridades egipcias renovaron hoy otros tres meses el estado de emergencia en el país, impuesto por primera vez en abril de 2017, tras los atentados contra iglesias cristianas que costaron la vida a más de 40 personas.

Según el diario estatal Al Ahram, el decreto de renovación fue firmado por el primer ministro egipcio, Sherif Ismail, para “permitir a las Fuerzas Armadas y la policía que tomen las medidas necesarias para hacer frente a los peligros del terrorismo y su financiación”.

El estado de emergencia incluye un toque de queda en varias zonas del norte de la Península del Sinaí, excepto en su capital, Al Arish, y en la carretera internacional, donde el toque de queda se aplica desde la 01.00 hora local hasta las 05.00 horas, indica el decreto.

El Ejército egipcio empezó el pasado 9 de febrero una operación contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) en el norte y centro del Sinaí, donde hoy han muerto ocho militares egipcios y catorce supuestos terroristas en un ataque de los radicales del EI, según informó el portavoz castrense, Tamer al Refai.

El norte del Sinaí es el refugio del grupo yihadista Wilayat Sina, como se denomina la filial egipcia del EI.

En la región rige un estado de exclusión militar, por lo que los medios de comunicación no pueden acceder al lugar y no se pueden verificar las informaciones facilitadas por el Ejército o Interior.

Desde la primera vez que se declaró el estado de emergencia, el Parlamento, que debe aprobar el decreto, ha votado a favor de la renovación del mismo, a pesar de que la Constitución egipcia establece que sólo se puede aplicar durante un periodo de seis meses de forma consecutiva.

El límite constitucional busca evitar que se repita que el estado de excepción esté vigente en Egipto sin interrupción durante años, como ocurrió durante el régimen de Hosni Mubarak, entre 1981 y 2011.

El estado de emergencia fue finalmente abolido en 2012 al calor de la revolución egipcia, pero después de la revuelta fue decretado en ocasiones excepcionales en todo el país, como tras el golpe de Estado liderado por Al Sisi en 2013.