Recuperan Abuelas a nieta número 126

6

“El amor le ganó al odio”, celebró el martes la última nieta recuperada por las Abuelas de Plaza de Mayo un día después de que exámenes de ADN le confirmaran que es hija de una pareja de desaparecidos durante la última dictadura militar en Argentina.

“Muy orgullosa de serlo”, dijo la mujer, quien se identificó como Adriana, en una conferencia de prensa convocada en la sede de ese organismo de Derechos Humanos para presentar a la nieta recuperada número 126.

Abuelas dijo en un comunicado que la mujer es hija de Violeta Ortolani y Edgardo Roberto Garnier, ambos militantes del grupo guerrillero Montoneros, y que nació en enero de 1977 durante el cautiverio de su madre.

“La pareja pensaba llamar a su bebé Vanesa, si era nena; Marcos o Enrique, si era varón”, detalló la líder de Abuelas, Estela de Carlotto.

En el marco del plan represivo contra los disidentes puesto en práctica tras el golpe de Estado de 1976, Ortolani fue secuestrada el 14 de diciembre de ese año en la ciudad de La Plata, en la provincia de Buenos Aires, en su octavo mes de embarazo. Garnier buscó desesperado a su mujer, pero en febrero de 1977 también fue secuestrado.

Ambos integran la nómina de 30.000 desaparecidos durante el régimen de facto de 1976 a 1983, según organismos de Derechos Humanos. Las cifras oficiales dan cuenta de aproximadamente 8.000 desaparecidos. La familia biológica fue una de las primeras en denunciar su caso ante las Abuelas de Plaza de Mayo, una entidad fundada en 1977.