Rechaza Italia pago por migrantes

9

El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, rechazó ayer la propuesta de la Comisión Europea de pagar a cada país miembro de la Unión Europea (UE) seis mil euros (unos siete mil dólares) por cada migrante acogido, hasta un máximo de 500 personas.

“No necesitamos limosnas porque cada solicitante de asilo cuesta a Italia entre 40 mil y 50 mil euros. Bruselas puede quedarse con su limosna, nosotros queremos acabar con los flujos (de inmigrantes)”, declaró a los medios de comunicación el también líder del partido Liga Norte.

Las declaraciones de Salvini fueron en referencia a la propuesta de Bruselas presentada ayer martes a los países que integran la UE, en la que se prevé el apoyo financiero a los gobiernos que acepten tener en su territorio centros de acogida de migrantes salvados en el mar Mediterráneo.

“Nosotros no pedimos dinero, sino dignidad y la estamos recuperando con nuestras manos”, añadió Salvini.

Según medios locales, la Comisión Europea habla de crear “plataformas de desembarco de inmigrantes” en los países comunitarios en estrecha colaboración con la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

El objetivo sería distribuir la responsabilidad de la acogida de inmigrantes y garantizar desembarcos ordenados, pero sin crear campos de concentración o detención, sino zonas en la que se respeten plenamente los Derechos Humanos y el derecho internacional.

El ministro italiano de Exteriores, Enzo Moavero Milanesi, había asegurado el día de ayer que Roma mantendrá abiertos sus puertos a las naves de la misión de patrullaje europea Sophia.