Preocupan civiles armados en comicios en Nicaragua

8

El ataque armado sufrido por un grupo de opositores por parte de simpatizantes del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, es visto con preocupación por la oposición de cara a las elecciones nacionales previstas para noviembre de 2021.

“¿Cómo se puede estar hablando de elecciones en el 2021 o elecciones adelantadas, como insistentemente exigimos, si ni siquiera se puede organizar libremente en el territorio nacional ninguna organización?”, cuestionó el coordinador de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia de Nicaragua, Carlos Tünnermann, a la que pertenecen los agredidos.

Al menos ocho miembros de la Alianza Cívica, entre ellos el dirigente estudiantil Max Jérez y el exdiputado Eliseo Núñez, fueron asediados y retenidos por cuatro desconocidos que también dispararon contra el vehículo en el que viajaban, luego de sostener una reunión con partidarios en el municipio La Libertad (centro).

DESARMAS ‘PARAMILITARES’Tünnermann observó que los civiles armados afines al Gobierno, que la oposición tilda de “paramilitares”, evitan que la Alianza Cívica se reúna con sus bases y se organicen territorialmente de cara a las próximas elecciones, violando el derecho de movilización, reunión y organización, consignado en la Constitución Política.

Al respecto, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) condenó este miércoles los disparos y actos intimidatorios cometidos por civiles armados en el municipio La Libertad contra ocho miembros de la Alianza Cívica, luego de que habían mantenido varias reuniones políticas en esa localidad.

“#OACNUDH insta nuevamente a las autoridades de #Nicaragua a desarticular y desarmar sin dilaciones a los elementos armados progubernamentales y a garantizar el ejercicio pleno de los derechos políticos de toda la ciudadanía”, exhortó ese organismo en un tuit.

En tanto, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reiteró en un tuit su “urgente necesidad de que el Estado (nicaragüense) tome medidas para recuperar las instituciones democráticas y cesar la represión contra opositores”.

‘NO OLVIDAR CRISIS EN NICARAGUA’Ese organismo también llamó a la comunidad internacional a mantener la atención pública sobre la crisis de derechos humanos en Nicaragua.

Según la denuncia, a la que no se ha referido la Policía Nacional, cuatro sujetos a bordo de un vehículo sedan interceptaron los dos coches en el que viajaban los opositores, se bajaron con sus armas, y tres de ellos hicieron disparos al aire y uno hacia los carros.

El hecho ocurrió en el marco de una gira para organizar territorialmente a la oposición.

La oposición nicaragüense busca formar una gran coalición para derrotar al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en las próximas elecciones nacionales previstas para noviembre de 2021, en medio de una crisis que ha polarizado y dividido a los nicaragüenses.

Desde abril de 2018 Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la CIDH, aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un intento de “golpe de Estado”.

Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), ente tutelado por la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Ortega, a quien atribuye incluso crímenes “de lesa humanidad” en medio de la crisis.