Preocupa a Canadá salida de Tillerson del Departamento de Estado

17

El repentino despido de Rex Tillerson como secretario de Estado de Estados Unidos ha despertado preocupación en Canadá, que consideraba al jefe de la diplomacia estadounidense como un aliado.

La salida de Tillerson del frente del Departamento de Estado se produce cuando Estados Unidos y Canadá están enzarzados en crecientes disputas comerciales y renegociando junto con México el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En las últimas semanas, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha pronunciado duras palabras contra Canadá, aumentando la presión sobre las negociaciones del TLCAN.

Este martes, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se mostró diplomático cuando durante una rueda de prensa fue preguntado sobre la salida de Tillerson y su sustitución por el hasta ahora director de la CIA, Mike Pompeo.

“Hemos tenido una gran relación de trabajo con mucha gente, incluido Rex Tillerson. Pero también puedo decir que hemos tenido una gran relación de trabajo con su sucesor, el secretario nominado Pompeo”, dijo Trudeau.

El primer ministro canadiense añadió que su Gobierno va a “seguir desarrollando una relación productiva y fuerte destacando la cercanía, la conexión y la relación única que es la amistad entre Canadá y Estados Unidos”.

Quizás más significativo ha sido el silencio de la influyente ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, quien mantenía una excelente relación con Tillerson y que precisamente se encuentra hoy en Washington manteniendo reuniones con la administración Trump.

Freeland fue quien echó un cable a Tillerson cuando en diciembre de 2017 Trump públicamente cuestionó a su entonces secretario de Estado por defender el establecimiento de negociaciones con Corea del Norte.

Entonces, Trump estaba enzarzado en una creciente guerra dialéctica con el líder norcoreano, Kim Jong-un, que incluyó referencias al tamaño y potencial del arsenal nuclear de Estados Unidos.

La comprometida posición de Tillerson fue aliviada por la iniciativa de Freeland de organizar una conferencia mundial sobre Corea del Norte en Vancouver, donde se adoptaron una serie de medidas para reconducir el camino diplomático.

Steve Saideman, especialista en relaciones internacionales del Instituto de Asuntos Exteriores de Canadá, declaró a la cadena de televisión canadiense Global que el nombramiento de Pompeo es una causa de incertidumbre para el Gobierno canadiense.

“No es claro lo que significa para Canadá porque Tillerson parecía muy amistoso con Freeland y teníamos buenos contactos ahí”, declaró.

También hoy se supo que Trudeau mantuvo una nueva conversación telefónica con Trump en la noche del lunes en la que los dos dirigentes trataron sobre la renegociación del TLCAN.

Según señaló Trudeau, durante la conversación Trump demandó la rápida conclusión de las negociaciones del acuerdo comercial.