Obispos seguirán como mediadores en el diálogo

5

La Conferencia Episcopal de Nicaragua acordó ayer continuar como mediadora y testigo del diálogo nacional con el que se espera superar la crisis que ha dejado al menos 320 muertos desde abril pasado, pese a la agresión física y verbal que sufrieron antier lunes los obispos.

“No nos retiramos pese a la hostilidad del Gobierno. Seguimos creyendo que el diálogo es el camino para superar la violencia en Nicaragua, por tanto, no abandonaremos el diálogo”, dijo el obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, uno de los agredidos, al salir de un encuentro del pleno del Episcopado.

A esa conclusión llegaron los obispos tras una reunión por más de seis horas que se celebró en el Seminario Nuestra Señora de Fátima, en Managua, presidida por el cardenal nicaragüense Leopoldo Brenes. Los obispos convocarán a finales de esta semana a la reanudación del diálogo nacional.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reiteró su condena a las agresiones contra periodistas en Nicaragua. La SIP se refirió a la agresión que sufrieron el lunes pasado varios periodistas que acompañaban a obispos de la Iglesia católica en la localidad de Diriamba a manos de policías y paramilitares afines al presidente Daniel Ortega.