Nicolás Maduro, presidente de Venezuela hasta 2025

12

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, juró ayer para un segundo período de Gobierno que lo mantendrá en el poder hasta el año 2025 en medio de acusaciones de ilegitimidad por la forma en que el líder chavista consiguió la reelección.

El mandatario tomó juramento ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, acompañado por otros seis jefes de Estado que fueron los únicos en asistir a este acto señalado por opositores y buena parte de la comunidad internacional como el inicio de la “usurpación” de la Presidencia de Venezuela.

“Juro a nombre del pueblo de Venezuela (…) que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma y que cumpliré y haré cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución”, dijo Maduro.

El juramento, indicó el mandatario, es un compromiso con el que procura “defender la independencia e integridad absoluta de la patria, procurar llevar a la prosperidad social y económica a nuestro pueblo y construir el socialismo del siglo veintiuno”.

El presidente Nicolás Maduro, dijo estar listo para seis años más en el poder como un “demócrata” en el inicio de su segundo mandato, cuya legitimidad es cuestionada por la oposición local y numerosos gobiernos extranjeros.

“Soy un presidente demócrata de verdad”, dijo el mandatario durante su discurso en la toma de posesión que se llevó a cabo en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en Caracas, y a la que asistieron sólo seis jefes de Estado.

“Aquí estoy, listo, de pie, para democráticamente llevar las riendas de nuestra patria hacia un mejor destino (…) hemos cumplido y seguiremos cumpliendo con la constitución, con la democracia y con nuestro pueblo”, prosiguió el mandatario entre los aplausos de sus simpatizantes.

La toma de posesión se lleva a cabo en el TSJ y no en el Parlamento como indica la constitución porque el Supremo declaró a la Cámara en “desacato” en 2016.

La legitimidad del segundo mandato de Maduro ha sido cuestionada por la oposición venezolana y numerosos gobiernos extranjeros que no reconocen los resultados de las elecciones de mayo pasado.

En esta contienda no pudieron participar los principales dirigentes del antichavismo, pues habían sido inhabilitados políticamente.

Por estas razones, la mayoría de los países de Latinoamérica no envió ningún representante a la toma de posesión, igual que lo hicieron Estados Unidos y la Unión Europea.

Los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; Cuba, Miguel Díaz-Canel; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; Osetia del Sur, Anatoli Bibílov; y Abjasia, Raul Jadyimba; (los dos últimos países no reconocidos por ONU) encabezan la lista de dignatarios que sí acudieron al acto.

NO RECONOCE OEA LEGITIMIDAD DE MADUROLa Organización de Estados Americanos (OEA) no reconoció hoy la legitimidad del segundo mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió convocar nuevos comicios e instó a sus miembros a adoptar medidas que permitan contribuir al restablecimiento del orden democrático en ese país.

Poco después de que Maduro jurara para un segundo período de seis años, el organismo interamericano instaló una reunión extraordinaria de su Consejo Permanente para discutir una resolución presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay.

El documento fue respaldado por 19 países, entre ellos 13 de los 14 integrantes del Grupo de Lima, Estados Unidos, República Dominicana, así como Bahamas, Barbados, Jamaica y Haití.

Por su lado, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Dominica votaron en contra, mientras que México, San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbudas, Belice y El Salvador se abstuvieron.

La reunión del Consejo, ahora bajo la Presidencia rotatoria de El Salvador, fue rechazada de la delegación de Venezuela, liderada por el embajador Samuel Moncada, como un “acto hostil e inamistoso”.

“No reconoceremos ninguna decisión que pudiera adoptarse en esta reunión”, apuntó Moncada, viceministro para América del Norte y embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas.

Al responder a la resolución, Moncada la consideró “una insensatez jurídica, un abuso de poder, un crimen de agresión y un golpe de Estado”.

México, que tomó distancia de la declaración emitida el pasado 4 de enero por el Grupo de Lima sobre el nuevo mandato de Maduro y hoy se abstuvo en la votación, manifestó su disposición a apoyar iniciativas encaminadas a que el pueblo de Venezuela encuentre una solución a sus diferencias.

PUNTOS CLAVES EN LA RESOLUCIÓNEn la resolución aprobada este jueves, los países integrantes de la OEA acordaron “no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019”.Además, llamaron “a la realización de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias”, en una fecha cercana y “con presencia de observadores internacionales”.

Pero reafirmaron que “sólo a través de un diálogo” se podrán acordar las condiciones para un nuevo proceso electoral.

Los integrantes del organismo demandaron “la inmediata e incondicional liberación de todos los presos políticos” y urgieron al “régimen venezolano” a que permita el “inmediato ingreso de ayuda humanitaria” para su pueblo.

Asimismo, instaron a que sus Estados miembros y observadores permanentes que adopten las “medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras” que consideren para “contribuir a la restauración del orden democrático” en Venezuela.

En el documento acordaron “expresar la activa solidaridad con el pueblo venezolano y su compromiso de mantener bajo seguimiento la situación” del país, así como “apoyar medidas diplomáticas que faciliten la restauración de las instituciones democráticas y el pleno respeto a los Derechos Humanos”.

En una breve intervención, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, se declaró “honrado” de haber asistido a la declaración de “ilegitimidad absoluta de Maduro” y defendió que sólo la democracia puede garantizar el ejercicio de la soberanía en Venezuela.

La ONU mantendrá labor con Venezuela
La Organización de Naciones Unidas (ONU) seguirá trabajando con Venezuela durante el segundo mandato de Nicolás Maduro, ya que no es su tarea reconocer o no a jefes de Estado, aseguró ayer el portavoz del organismo, Stéphane Dujarric.

“Nosotros continuaremos trabajando con el gobierno de Venezuela, en particular en el marco de asistencia al desarrollo, en alimentación, salud, seguridad y nutrición”, señaló Dujarric en declaraciones a la prensa.

La ONU sigue de cerca la situación y, como principio, siempre es favorable al diálogo y, específicamente, al diálogo regional, aseveró.

Explicó que el secretario general de la ONU, António Guterres, ha pedido repetidamente un “diálogo político inclusivo” en Venezuela y ha apoyado iniciativas en ese sentido.

Las declaraciones de Dujarric se dieron después de que Maduro asumiera ayer jueves un segundo mandato en Venezuela, el cual no es reconocido por la comunidad internacional y que fue declarado “ilegítimo” por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Votación de la OEA
La OEA no reconoce el nuevo mandato de Maduro. Sobre esta resolución:

=> Votaron a favor 13 de los 14 integrantes del Grupo de Lima: Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

=> Apoyados por Estados Unidos, República Dominicana, así como Bahamas, Barbados, Jamaica y Haití.

=> Votaron en contra: Venezuela, Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Dominica.

=> México, San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbudas, Belice y El Salvador se abstuvieron de votar.