Mattis realiza visita sorpresa en Afganistán

12
FILE - In this Aug. 15, 2017, file photo, Defense Secretary Jim Mattis stands at the Pentagon in Washington. The U.S. has seen no need to shoot down North Korean missiles test-fired in Japan’s direction, but a future missile launch that threatens U.S. or Japanese territory will “elicit a different response from us,” Mattis said Monday, Sept. 18. (AP Photo/Alex Brandon, File)

El secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, llegó hoy por sorpresa a Afganistán para reunirse con autoridades afganas y comandantes de la OTAN y las fuerzas estadounidenses en el país, en un momento en el que el Gobierno afgano ofreció a los talibanes un diálogo de paz.

“El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, ha llegado para una visita periódica”, manifestó un portavoz de la Misión de la OTAN en Afganistán, Tom Gresback.

“Como de costumbre”, Mattis se reunirá con mandos de la OTAN y autoridades afganas, concluyó el portavoz, sin aportar más detalles.

Shah Hussain Murtazawi, portavoz del presidente afgano, Ashraf Gani, explicó que la información sobre cada uno de los encuentros se dará “más tarde” en caso de estar disponible.

La visita de Mattis se produce después de que hace dos semanas el presidente afgano ofreció un diálogo de paz “sin precondiciones” y su reconocimiento político a los talibanes, que todavía no han respondido formalmente a la propuesta.

El anuncio de Gani se produjo, además, después de que días antes la formación insurgente lanzó una propuesta directa de diálogo a Estados Unidos, en el primer mensaje de este tipo que mandan abiertamente tras años negándose a conversar con el Gobierno afgano y Washington.

En su última visita a Afganistán el pasado septiembre, Mattis aseguró que su país no abandonará a Afganistán frente a un enemigo “despiadado” y destacó entonces el anuncio hecho poco antes por el presidente estadounidense, Donald Trump, de aumentar la presencia de tropas de Estados Unidos en el país y evitar una fecha prefijada de retirada.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas tras el final de la misión de la OTAN en 2015, que continúa en el país en tareas de adiestramiento y capacitación de las fuerzas afganas.