Marchan contra jueces electorales por ‘favorecer’ a Evo Morales en Bolivia

14

Miles de manifestantes marcharon pacíficamente el lunes en La Paz para exigir la renuncia de los jueces del tribunal electoral a los que acusan de favorecer la postulación a un cuarto mandato del presidente Evo Morales en los comicios de octubre.

Esta vez todo el frente opositor se unió para protestar y denunciar a los jueces electorales: candidatos, partidos y organizaciones ciudadanas.

Los candidatos opositores con mayor preferencia en las encuestas, el expresidente Carlos Mesa y el senador Oscar Ortiz, participaron de la marcha que recorrió varios kilómetros y denunció a los jueces por convalidar la postulación de Morales a pesar de que el mandatario perdió un referendo en 2016 que rechazó su reelección.

Un centenar de policías impidió que los manifestantes desfilen frente a las puertas del tribunal electoral pero no se reportaron incidentes.

Los líderes de la manifestación denunciaron que no hay igualdad de condiciones en los comicios y acusaron a Morales de utilizar bienes del Estado en su campaña. Morales es el único candidato que no está obligado a renunciar 90 días antes de los comicios para hacer campaña.

“Este tribunal ha perdido credibilidad y no garantiza elecciones imparciales”, dijo Ortiz, del partido de centroderecha Unidad Demócrata.

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, dijo que la protesta es un “boicot” de los opositores para “desestabilizar” el proceso electoral. “La caída en las encuestas los ha llevado a una acción temeraria”, agregó en rueda de prensa.

“Es el gobierno que trata de destruir la democracia y el proceso electoral convirtiendo al Tribunal Supremo Electoral en su brazo articulador”, respondió Mesa. “Queremos recordar que la candidatura de Morales es ilegal”, acotó el candidato de la alianza Comunidad Ciudadana.

Tras el rechazo en el referendo de 2016, el gobernante Movimiento al Socialismo logró un fallo del Tribunal Constitucional que respaldó la reelección de Morales, en el poder desde 2006.

Hasta ahora opositores y organizaciones ciudadanas que se organizaron para reclamar que se respete el voto popular han perdido la batalla por impedir la habilitación del mandatario, quien se enfrenta a los comicios más reñidos por una baja en su popularidad ante denuncias de corrupción.

Días atrás la presidenta del tribunal electoral, María Eugenia Choque, descartó renunciar y pidió “respeto” mutuo a los opositores. “En tiempo electoral los organismos electorales son criticados no sólo en Bolivia”, dijo.