Lula debería ser candidato ‘por derecho’ en Brasil: Chomsky

5

El prestigioso intelectual estadounidense Noam Chomsky afirmó que el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción e inhabilitado por la Justicia para concurrir en las elecciones de octubre, debería ser candidato presidencial “por derecho”.

“Hay problemas de la democracia en Brasil, problemas contundentes, y no podemos dejar de observar el tema de la persona (Lula) que debería por derecho ser candidato en Brasil”, dijo el lingüista y pensador político en la ciudad de Sao Paulo.

Chomsky recordó que hace 20 años tuvo el “privilegio” de conocer al exjefe de Estado brasileño (2003-2010) “antes de ser electo” y reveló que se quedó “muy impresionado” con él.

“Y vengo manteniendo esa impresión a lo largo de los años”, completó en referencia a Lula, quien cumple desde abril pasado una condena de 12 años de cárcel por corrupción y blanqueo de dinero.

El célebre académico participó hoy en el foro “Amenazas a la Democracia y al Orden Multipolar”, organizado por la Fundación Perseu Abramo con la presencia de varios exlíderes europeos, entre ellos Dominique de Villepin y Massimo D’Alema, exprimeros ministros de Francia e Italia, respectivamente.

También participa en el simposio el exjefe de Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, entre otros políticos y diferentes académicos e intelectuales.

Chomsky indicó que hace un siglo Brasil era calificado por analistas como el “coloso del Sur” y recordó que recientemente el país suramericano “se volvió uno de los países más poderosos del mundo” bajo la Presidencia de Lula y del excanciller Celso Amorim, quien hoy moderó las mesas de debate.

Lula, quien acumula además otras cinco causas penales abiertas en la Justicia por corrupción, insistió hasta última hora en participar en las elecciones del próximo 7 de octubre como abanderado del Partido de los Trabajadores (PT), que él mismo fundo en 1980 y aún lidera desde la cárcel.

Sin embargo, la candidatura de Lula fue vetada por el Tribunal Superior Electoral en virtud de una norma sancionada por el propio exgobernante en 2010 que prohíbe expresamente que condenados en segunda instancia, como es su caso, puedan postularse a cualquier cargo público.

Intentó multitud de recursos en la Justicia, pero todos le fueron negados, lo que le obligó a desistir y nombrar a su exministro de Educación y exalcalde de Sao Paulo Fernando Haddad, como cabeza de fórmula junto con la comunista Manuela D’Ávila, candidata a vicepresidente.

Otro de los temas que Chomsky abordó fue el aumento de movimientos xenófobos en algunos países de Europa, fruto, en su opinión, no de la inmigración, y sí de las consecuencias de las medidas neoliberales y de los recortes en políticas sociales implementados en años anteriores.

“Se forma una nueva clase que es la del “precariado”, expresó para explicar el aumento de la precarización del empleo con “trabajos parciales e intermitentes”, mientras grandes sectores empresariales, como el agrícola, el financiero o el energético, son beneficiados por los gobiernos.

“Ese aumento del poder empresarial se traduce en un declive de la democracia”, apuntilló.