Le ponen precio a cabeza de ministra en India

15

NUEVA DELHI.

Una gran indignación despertó en India, una recompensa de 1.1 millones de rupias (17 mil dólares) por la cabeza de la ministra jefe del estado de Bengala Occidental, Mamata Banerjee, acusada de enviar a golpear a unos devotos hindúes.

Un miembro del ala juvenil del gobernante Partido Popular Indio (BJP) en Bengala, Yogesh Varshney, amenazó a la ministra jefe, luego que la policía disolvió una manifestación para celebrar el cumpleaños de Dios hindú Hanuman.

Varshney acusó a la policía de agredir brutalmente a los devotos y sostuvo que la acción fue ordenada por Banerjee, a quien describió como un “demonio”.

Condenamos este tipo de declaración. El gobierno del estado puede tomar las medidas apropiadas”, señaló en el parlamento, Mukhtar Abbas Naqvi, ministro federal y un vicepresidente del BJP, un partido nacionalista hindu.

El gobierno estatal es “libre de emprender acciones legales” en contra de Varshney, quien indicó que Banerjee no permite procesiones y ferias durante las celebraciones hindúes, aunque ella organiza la fiesta del ramadán y siempre apoya a los musulmanes.

En ambas Cámaras se planteó el rechazo a la amenaza planteada por Varshney, incluso cuando todos los partidos políticos principales y el gobierno condenaron la recompensa.

En la Rajya Sabha, la cámara alta del parlamento de India, el vicepresidente PJ Kurien señaló que el gobierno estatal puede realizar las averiguaciones pertinentes y tomar las medidas adecuadas.

Sukhendu Sekhar Roy, un miembro del partido Congreso Trinamool, pidió a la cámara y al gobierno condenar el incidente, diciendo que “una funcionaria constitucionalmente electa ha sido descrita como un demonio”.

Banerjee es una líder política ampliamente conocida en India y fue nombrada una de las 100 personas más influyentes en el mundo por la revista Time en 2012.

La policía había negado el permiso para la manifestación del domingo en la ciudad de Birbhum, 180 kilómetros de la capital del estado, Calcuta, sin embargo, las autoridades rompieron la procesión cuando trató de entrar en una zona dominada por los musulmanes.

Las fuerzas del orden locales supuestamente usaron bastones cuando la procesión estaba a punto de entrar en una calle llamada localmente “Madrasa Road”.

Recientemente se han producido enfrentamientos durante manifestaciones organizadas en el estado para conmemorar a Rama Navami y Hanuman Jayanti