Lavrov en conversación con Kneissl subraya que acusar públicamente sin fundamento es inadmisible

6

Este 10 de noviembre, por iniciativa de la parte austriaca, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha mantenido una conversación telefónica con su homóloga en Viena, Karin Kneissl, en relación a las declaracionesque hicieron este viernes las autoridades de Austria respecto a un supuesto espionaje de uno de sus exmilitares a favor de Rusia, informa el sitio web del Ministerio ruso.

La ministra de Exteriores austriaca ha explicado los motivos que llevaron a Viena a tomar tales decisiones y ha expresado la esperanza de que las medidas adoptadas no afecten el futuro desarrollo de la cooperación bilateral.

Lavrov, por su parte, ha hecho hincapié en que la práctica de realizar acusaciones públicas sin fundamento es inadmisible y que va en contra de las normas de comunicación internacional. Asimismo, el ministro ruso ha subrayado que cualquier posible preocupación mutua debería discutirse a través de los canales de diálogo establecidos y sobre la base de los hechos.

Anteriormente, el ministro ruso declaró con respecto a la situación que Austria “recurre a la ‘diplomacia de micrófono'” en vez de la tradicional que cumple con todas normas de la decencia. “Nos acusan en público, exigiéndonos explicaciones públicamente sobre una cuestión de la que no sabemos nada”, añadido.
El mismo día, el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores convocó al embajador de Austria, Johannes Aigner, para “llamar su atención sobre los métodos que deberían aplicar si tienen algunas preguntas para la Federación de Rusia”.
Este viernes, el canciller de Austria, Sebastian Kurz, y el ministro de Defensa, Mario Kunasek, declararon que un excoronel del Ejército de Austria es sospechoso de haber estado trabajando para la inteligencia rusa durante casi 30 años.