Lamenta UE que Maduro inicie nuevo mandato tras elecciones ‘no democráticas’

8

La Unión Europea (UE) ha lamentado la investidura hoy de Nicolás Maduro para un segundo mandato como presidente de Venezuela, después de hacer “caso omiso” al llamamiento para la celebración de unas elecciones democráticas y opinó que ello aleja una solución constitucional negociada.

“Las elecciones presidenciales celebradas el pasado mayo en Venezuela no fueron ni libres ni justas. Sus resultados carecieron de credibilidad, ya que el proceso electoral no proporcionó las garantías necesarias para la celebración de elecciones integradoras y democráticas”, dijo la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en un comunicado.

La UE lamenta, señaló, que Venezuela ignorara el llamamiento para unas elecciones presidenciales “de conformidad con las normas democráticas internacionalmente reconocidas y el orden constitucional venezolano” y que el presidente Maduro “emprenda hoy un nuevo mandato sobre la base de elecciones no democráticas”.

Para la UE esto aleja “aún más” la posibilidad de una solución constitucional negociada, a medida que “sigue degradándose la situación política, económica y social” y “aumentan los estragos de la crisis sobre la estabilidad de la región”.

La UE, añadió Mogherini, insta asimismo a Maduro a reconocer y respetar la función y la independencia de la Asamblea Nacional, “como institución elegida democráticamente” y a liberar a todos los presos políticos.

También le pide respetar el Estado de Derecho, los derechos humanos y las libertades fundamentales y hacer frente de inmediato a las acuciantes necesidades de la población.

La alta representante de la UE para la Política Exterior subrayó que la UE sigue convencida “de que la única salida duradera a la crisis en Venezuela pasa por una solución política, democrática y pacífica”.

Añadió que por ello está colaborando con socios internacionales y regionales “en la búsqueda de una manera de propiciar las condiciones para que se lleve a cabo un proceso político creíble entre los actores venezolanos pertinentes”.

En este sentido, reiteró la voluntad europea de mantener abiertos los canales de comunicación, así como su compromiso en el contexto de la situación humanitaria y la crisis migratoria que vive el país.

En su última reunión, el pasado 10 de diciembre, los ministros comunitarios de Exteriores abordaron la posición que adoptarían de cara al segundo mandato de Maduro.

Mogherini indicó entonces que, llegada la investidura, la UE expresaría su postura “muy claramente y de forma común”.

En esa reunión de diciembre, los ministros también continuaron perfilando un “grupo de contacto” que, compuesto por países comunitarios y latinoamericanos, buscará “facilitar” el diálogo en la crisis política venezolana.

Nicolás Maduro juró hoy su segundo mandato que lo mantendrá en el poder en Venezuela hasta 2025 en medio de acusaciones de ilegitimidad por la forma en que consiguió la reelección.

La legitimidad del segundo mandato de Maduro ha sido cuestionada por la oposición venezolana y numerosos gobiernos extranjeros, que no reconocen los resultados de las elecciones de mayo pasado en las que fue reelegido con cerca del 70 % de los votos