La reelección de Trump, en el aire

9

SAN DIEGO.

Las posibilidades de que el presidente Donald Trump consiga reelegirse en el 2020 comienzan a ser inciertas, según encuestas.

Seis de cada diez estadunidenses ahora piensan que el Partido Republicano estaría mejor si tiene a otro candidato que no sea Trump para la siguiente contienda electoral.

Por otra parte, una consulta de la cadena NBC determinó que las simpatías proTrump decaen en tres estados claves del Medio Oeste que le dieron el triunfo en los resultados electorales de 2016.

Según esa consulta, el Presidente de Estados Unidos tiene un nivel de aprobación por debajo de 40% en Michigan, Wisconsin y Minnesota.

Peor aún para Trump, los demócratas tienen una ventaja clara en cada estado para las próximas elecciones intermedias de noviembre, lo que podría dificultar que Trump aumente su base en esa región para el 2020.

La exsecretaria de Estado Hillary Clinton escribió en su libro Así sucedió que si tan sólo 40 mil electores de esos tres estados en conjunto hubieran votado por ella, ahora estaría en la Casa Blanca.

Pero en el 2016, fue una de las regiones que creyeron en las promesas de campaña de Trump.

Dos años después de esa campaña, en Michigan y Wisconsin, donde 36% de los electores votó por Trump, ahora 52 y el 54% lo desaprueban, respectivamente.

Y en Minnesota, el índice de aprobación de Trump fue sólo de 38%, pero ahora 51% de los residentes desaprueba su desempeño desde que asumió la Presidencia.

La consulta en los tres estados incluyó a unos 900 electores registrados. El margen de error fue de 3.8 a 4 puntos porcentuales.

Y la encuesta se realizó del 15 al 19 de julio; coincidió con la cumbre de Trump con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Helsinki, Finlandia.

Pero, aunque el sondeo no menciona, otros aspectos de las circunstancias actuales que enfrenta el Presidente, su política de guerra comercial al elevar aranceles impactó a productores del Medio Oeste que votaron por Trump, cuando lo percibieron como esperanza contra su desempleo.

El gobernante no ha cumplido algunas de sus principales promesas de campaña, especialmente las que dijo que cumpliría apenas llegara al cargo en enero del 2017.

La construcción de un muro fronterizo, la principal promesa, está estancada y si el Congreso no aprueba fondos para construirlo en el presupuesto que entra en vigor el 1 de octubre, lo más probable es que pase todavía otro año antes de que Trump pueda hallar una solución.

Hasta ahora únicamente se han financiado los prototipos en la frontera y algunas reparaciones y sustituciones de tramos de muro que se llevan a cabo con el presupuesto aprobado durante la Presidencia de Barack Obama.

Otra promesa que dijo que sería para el primer día de su gobierno fue cancelar la reforma de salud conocida como Obamacare y reemplazarla con otro programa.

Pero la reforma impulsada por los demócratas no sólo permanece en pie, sino que incluso ganó más suscriptores desde que Trump es mandatario.

Las encuestas tampoco mencionan conflictos que enfrenta el Presidente, como la investigación de injerencia rusa en las elecciones, acusaciones de acoso e infidelidades a la primera dama.

El portal Político realizó otra encuesta en la que confrontó a Trump con un “demócrata genérico”, o sea sin nombre todavía, en las elecciones del 2020. En ese ejercicio  36% dijo que votaría de cualquier forma por Trump, pero 44% se inclinó por el candidato demócrata que el Presidente enfrentara, quienquiera que fuera.

En la misma encuesta, 60% de los consultados dijo que preferiría que el Partido Republicano escogiera a otro candidato presidencial para el 2020 y no a Trump.

Por otro lado, un sondeo publicado por el diario The Wall Street Journal (WSJ) y NBC News indica que la tasa de aprobación de la gestión de Trump entre los votantes es de 45%, un punto porcentual más respecto a junio, y detrás de esa cifra, el respaldo de su partido es de 88%, el más alto hasta la fecha y, en comparación, sólo precedido por George W. Bush.

No obstante, siguen siendo mayoría los votantes del país que no aprueban su trabajo (52%), y los asuntos que más rechazo generan son la separación de familias en la frontera con México (58%), la seguridad en la frontera, y la relación con Rusia (51%, ambos).

El WSJ señala que “la tasa de aprobado general de Trump continúa entre las más bajas para un Presidente moderno en el primer mandato, y la encuesta lleva señales de alerta para él”.

En cuanto a la investigación de la trama rusa, 46% de los encuestados cree que la pesquisa dirigida por el fiscal especial Robert Mueller debe continuar, frente a 38% que apuesta por que termine, unos datos muy similares a los del mes anterior.

Este sondeo se realizó entre el 15 y el 18 de julio y abarcó a 900 votantes registrados en el país. Las preguntas referentes a la injerencia rusa se formularon entre el 16 y el 18 de julio.

–Con información de EFE