Israel y los principales países árabes discuten en Polonia

13

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha declarado que “la guerra con Irán” representa el interés común de los participantes de la conferencia sobre Oriente Medio que arrancó este miércoles en Varsovia (Polonia).

“Desde aquí voy a una reunión con 60 ministros de Asuntos Exteriores y enviados de países de todo el mundo contra Irán”, ha aseverado el líder israelí y añadió: “Lo importante de esta reunión —y esta reunión no es secreta, porque hay muchas de ellas— es que se trata de una reunión abierta con los representantes de los principales países árabes, que se reúnen con Israel para promover el interés común de la guerra contra Irán”.

 

Este declaración del primer ministro israelí, además de ser transmitida en hebreo mediante un video, también fue traducida al inglés por su servicio de prensa y publicada en su cuenta oficial en Twitter.

No obstante, después de que la noticia tuviera repercusión en las redes sociales y en varios medios de comunicación, su versión en inglés ha sido cambiada por el mismo servicio de prensa. En la versión final de la declaración de Netanyahu la frase “el interés común de la guerra con Irán” ha sido sustituida por “el interés común de combatir a Irán“.

Посмотреть изображение в ТвиттереПосмотреть изображение в Твиттере

Ken Klippenstein

@kenklippenstein

.@IsraeliPM deleted their tweet and replaced “war with Iran” with “combating Iran”

2 629 человек(а) говорят об этом

Sin embargo, el mundo como el propio Irán ya han sido testigos de los aires de guerra desprendidos por el primer ministro israelí. Así, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, a través de un tuit, ha declarado: “Siempre hemos sabido acerca de las ilusiones de Netanyahu. Ahora, el mundo y los que asisten al ‘circo en Varsovia‘ también lo saben”.

Javad Zarif

@JZarif

We’ve always known Netanyahu’s illusions. Now, the world – and those attending – know, too

478 человек(а) говорят об этом

Ausencias

EE.UU. y Polonia —los organizadores de la conferencia antiiraní— enviaron alrededor de 90 invitaciones a los jefes de la diplomacia de países europeos y de Oriente Medio. No obstante, Alemania y Francia decidieron no enviar a sus ministros de Asuntos Exteriores al evento. Además, Rusia también rechazó la invitación, al igual que Turquía, el Líbano y Palestina.

Tampoco ha acudido la responsable de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, quien en septiembre del 2018, anunció que Bruselas pondría en marcha un mecanismo financiero para “facilitar las transacciones legítimas con Irán” para eludir las sanciones económicas impuestas contra la República Islámica por parte de Washington, después de que se retirara del acuerdo nuclear iraní, cuyos términos Teherán sigue respetando a día de hoy.