Irán nunca desarrollará armas nucleares: Jameneí

7

El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, insistió este miércoles en que su país nunca desarrollará armas nucleares ya que su proliferación está prohibida por el islam, en medio de un aumento de la controversia por el programa atómico iraní.

“A pesar de tener la capacidad de desarrollar armas nucleares, las evitamos con firmeza y valor porque fabricar y almacenar armas nucleares, así como usarlas, es ‘haram”, subrayó el líder en una ceremonia con académicos y científicos.

Jameneí aseguró que “la ciencia nuclear es beneficiosa pero, como no se ha combinado con el amor por la humanidad, condujo a desastres nucleares”, según un comunicado de su oficina.

Por ello, instó a las élites académicas a seguir la religión e impedir que las universidades reproduzcan el sistema educativo estadounidense y la “cultura occidental equivocada”.

Las autoridades iraníes han reiterado en numerosas ocasiones que su programa nuclear es pacífico y que no buscan desarrollar la bomba atómica, como temen algunos países occidentales.

Para evitar esta posibilidad, se firmó en 2015 un histórico acuerdo entre Irán y seis grandes potencias (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) que limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Sin embargo, Estados Unidos se retiró del pacto el año pasado y volvió a imponer sanciones a Irán, incluidos a sus sectores petrolero y bancario, lo que debilitó seriamente el acuerdo.

En respuesta a las sanciones estadounidenses y a la incapacidad de Europa en contrarrestarlas, las autoridades iraníes han dejado de cumplir en los últimos meses algunos de sus compromisos, al superar por ejemplo los límites de almacenamiento y de enriquecimiento de uranio.

Además, el pasado septiembre anunciaron que iban a suspender el cumplimiento de las restricciones en materia de Investigación y Desarrollo (I+D) que le impone el acuerdo de 2015 con la instalación de centrifugadoras avanzadas.

Para volver a acatar sus obligaciones, Irán exige que las sanciones impuestas por Estados Unidos sean levantadas o que al menos el resto de firmantes del pacto tomen medidas prácticas para garantizar los intereses económicos iraníes.

Jameneí advirtió de hecho a principios de este mes de que Irán seguirá reduciendo sus compromisos del acuerdo nuclear hasta alcanzar “los resultados deseados”.