Huracán Florence es categoría 4 y va a EU

9

El huracán Florence alcanzó ayer la categoría 4 en la escala de Saffir Simpson mientras avanza por el Atlántico hacia la costa este de EU, donde un millón de residentes de Carolina del Sur recibieron la orden de evacuar la zona costera. “No queremos arriesgar vidas en Carolina del Sur”, dijo el gobernador Henry McMaster esta tarde, en una rueda de prensa, al anunciar la evacuación obligatoria y cierre de las escuelas a partir del martes en los condados afectados.

Se anticipa que Carolina del Norte y Carolina del Sur sufrirán el mayor golpe de Florence, según el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadunidense, con sede en Miami. Florence tiene vientos máximos de 240 kilómetros por hora y es “extremadamente peligroso” en su ruta hacia la costa estadounidense, donde se prevé que podría impactar el jueves en la noche con categoría cinco, dijo el CNH.

En Carolina del Norte, funcionarios del condado de Dare ordenaron la evacuación obligatoria el lunes para la Isla Hatteras, en los Outer Banks, y en otras áreas del condado a partir de hoy por la mañana. El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, urgió a la población a tomar en serio la amenaza de la tormenta, que “se está volviendo cada vez más fuerte”.

La noche del lunes, el ojo del huracán Florence se ubicaba a mil 880 kilómetros de Cabo del Miedo, en Carolina del Norte, y se desplazaba en dirección oeste a 20 kilómetros por hora. Ambas Carolinas están en estado de emergencia, y en el sur, el gobernador Cooper movilizó 200 elementos de la Guardia Nacional y pidió al presidente Donald Trump una declaración de desastre, para que la ayuda federal esté disponible lo más rápido posible.

El gobernador Ralph Northam de Virginia también declaró un estado de emergencia por adelantado.

El huracán Florence, que se espera golpee al sureste de Estados Unidos como “un huracán mayor y extremadamente peligroso” según el CNH, tiene un diámetro de 804 kilómetros, lo que significa que una gran área está en riesgo. Residentes de las Carolinas y de Virginia han fortificado viviendas y recolectado suministros, mientras que la Marina de EU adoptó precauciones, con una orden del Comando de Fuerzas de la Flota para que casi 30 barcos en el área de Hampton Roads, en Virginia, regresen a tierra.