Huelga general contra políticas económicas de Macri paraliza Argentina

8

Una huelga general paralizó hoy Argentina en protesta por las políticas económicas del presidente Mauricio Macri, luego de una devaluación que redujo las expectativas de crecimiento, aumentó la inflación y redujo el poder adquisitivo de los trabajadores.

El paro, que no incluyó movilización, fue convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) en reclamo, también, de los recortes presupuestales y del aumento de más de mil por ciento en los servicios públicos de electricidad, gas y agua desde que Macri comenzó a gobernar en diciembre de 2015.

Las calles de la capital y de las principales ciudades del país lucieron inusualmente desoladas porque no hubo trenes, autobuses urbanos, metro, taxi ni vuelos nacionales ni actividad en los puertos.

Tampoco hubo recolección de residuos, atención en bancos, dependencias estatales y del Poder Judicial ni carga de combustible.

Por otra parte, la jornada de protesta incluyó el cierre de accesos a esta capital por parte de organizaciones de izquierda que desde temprano se manifestaron.

Hugo Moyano, exlíder de la CGT y secretario general del Sindicato de Camioneros, afirmó que “el paro es contundente, hay una realidad que no se puede ocultar, hay descontento contra el gobierno”.

En los primeros seis meses de este año, el dólar aumentó más de un 50 por ciento, la expectativa de crecimiento se redujo del 3.5 al 1.0 por ciento y la de inflación pasó del 15 al 30 por ciento.

A pesar de que la devaluación incrementa de inmediato los precios de productos y servicios, el gobierno se negó a renegociar incrementos salariales que tuvieron un tope del 15 por ciento, porque esa era la inflación prevista, pero ya se duplicó.

Moyano confió en que la actual dirigencia de la CGT no responderá al llamado del gobierno porque sería “una tomada de pelo” que perjudicaría los “esfuerzos y sacrificios” realizados este lunes.

“No se puede esperar mucho de este gobierno, ellos nos han llevado a esta situación extrema, de hambre, y ellos mismos nos dicen descaradamente que está todo mejor y eso le da más bronca a la gente”, dijo.

También advirtió, en referencia al préstamo de 50 mil millones de dólares que Macri le pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI), que es muy difícil que el gobierno dé soluciones porque “se entregaron al FMI, no es un cogobierno, es un gobierno del Fondo”.