Hijo del expresidente de Yemen jura venganza

7

El hijo del expresidente de Yemen, Ali Abdullah Saleh, juró vengar la muerte de su padre, quien fue asesinado la víspera por rebeldes houthi,en Saná, donde ayer martes hubo una relativa calma tras varias jornadas de enfrentamientos que dejaron al menos 234 muertos y unos 400 heridos.

“Lideraré la batalla hasta que el último houthi sea expulsado de Yemen. La sangre de mi padre será el fuego infernal por los pecados de Irán”, dijo Ahmad Saleh, hijo mayor del ex mandatario asesinado, citado por la cadena de televisión qatarí Al Yazira.

El expresidente yemenita murió antier lunes cuando su convoy en el que viajaba y huía fue atacado por rebeldes houthi a su paso por un puesto de control en Saná, en el marco de los combates entre ambos bandos, confirmaron fuentes de su partido, el Congreso General del Pueblo (CGP).

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abulgueit, condenó ayer martes el asesinato de Saleh cometido por los rebeldes houthi, grupo al que calificó como una “organización terrorista”, además pidió a la comunidad internacional actuar para “contener las repercusiones peligrosas” que pueda generar la muerte del ex presidente.

“El asesinato amenaza con explotar la situación de seguridad en Yemen y con deteriorar la situación comunitaria, que ya está en malas condiciones”, declaró el portavoz de Abulgueit, Mahmud Afifi.

La Liga Árabe, que desde el inicio del conflicto yemenita ha defendido la legitimidad del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi y se ha opuesto a los houthi, dijo que el asesinato de Saleh “revela la naturaleza criminal de estas milicias”, a las que acusó de ser la “causa principal de la destrucción en el país”.