Harry y Meghan honran a conservacionistas al volver a Sidney

11

Los duques de Sussex asistieron a una cena de premiación de la Australian Geographic Society en Sidney al regresar a Australia, en el marco de su gira por países del Pacífico Sur, que también los llevó a Fiji y Tonga y que culminará en Nueva Zelanda.

Harry y Meghan aterrizaron en el aeropuerto internacional de Sidney la noche del viernes con retraso, ya que el avión en el cual viajaban de regreso a la ciudad, procedentes de Tonga, se vio obligado a abortar su aterrizaje debido a otra aeronave que se encontraba en la pista.

El piloto del vuelo de la compañía Qantas, en el cual viajaba la pareja real, suspendió el aterrizaje ya que otro avión que estaba en la pista no podía moverse rápidamente, así que hizo una maniobra para alejarse y dar la vuelta, pero aterrizó con seguridad casi una hora después, confirmó la aerolínea australiana.

Los duques viajaron en una caravana hacia su hotel de Sidney para cambiarse y vestir ropa de noche, pues alrededor de 400 invitados les esperaban en la gala de los premios Australian Geographic Society, que había comenzado antes del anochecer.

Fueron recibidos con un gran aplauso cuando entraron al salón de baile del hotel Shangri-La, el duque vestido con un traje color azul y la duquesa con un vestido de tul en blanco y negro, muy bordado, que de inmediato suscitó comentarios positivos por su elegancia.

El evento, en el cual se ofreció una bienvenida indígena tradicional a los invitados reales, estuvo dirigido por el presentador Ray Martin, quien presentó a los duques y a los exploradores polares Tim Jarvis y Eric Philips, que acompañaban en la mesa a los duques.

Philips fue un guía que ayudó a Harry y a soldados de Australia, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido a esquiar en el Polo Sur en 2013, y más tarde guió a Jade Hameister, entonces de 14 años, y a su padre en su viaje de 650 kilómetros a esa helada región en 2016.

Por ese recorrido, la adolescente ganó ese mismo año el Premio Joven Aventurero de la Australian Geographic Society, galardón que volvió a obtener este viernes en reconocimiento a su viaje de 585 kilómetros desde la costa de Amundsen hasta el Polo Sur en enero pasado.

Al completar ese viaje, Hameister se convirtió en la persona más joven y la primera mujer australiana en esquiar desde la costa hasta el Polo Sur sin apoyo y sin asistencia para completar el recorrido, y en la primera mujer en establecer una nueva ruta a través de la cordillera Transantártica.

La joven, ahora de 16 años de edad y residente de la ciudad australiana de Melbourne, recibió su premio de manos del Príncipe Harry, quien destacó que Jade “se está convirtiendo en un ícono para la gente joven, es bueno tener a alguien a quien admirar”.

Meghan por su parte entregó el premio de Joven Conservacionista del Año a la adolescente de Sidney, Sophia Skarparis, quien inició una petición para prohibir las bolsas de plástico en Nueva Gales del Sur en febrero pasado, de acuerdo con reportes de la agencia australiana de noticias AAP.

Mañana sábado, los duques de Sussex dedicarán su atención al último día de los Juegos Invictus, que ellos mismos inauguraron hace una semana durante la primera etapa de su visita a Australia, y después partirán rumbo a Nueva Zelanda que es la última escala de su larga gira por la región.