Hallan una calavera en la embajada del Vaticano en Roma

4

La mañana de este martes la brigada móvil de la Policía italiana y la Policía científica han descubierto en el palacio Villa Giorgina en Roma, sede de la nunciatura apostólica, una calavera y una mandíbula, según informa este martes La Repubblica. Se incorporan, así, al esqueleto casi completo hallado en primera instancia.

En un primer momento se creyó que los restos descubiertos pertenecían a dos personas distintas, lo que levantó las sospechas de que estuvieran relacionados con el caso Orlandi. Según una temprana hipótesis generada inmediatamente por la prensa italiana, podrían estar vinculados a las desapariciones en extrañas circunstancias —no resueltas todavía— de Emanuela Orlandi y Mirella Gregori, ambas en paradero desconocido desde la primavera de 1983.

Si bien todavía no se ha podido establecer con certeza absoluta el sexo y la edad de la persona a quien pertenecen, a día de hoy, según señala el medio, la hipótesis más probable es que correspondan de un solo individuo.

Proceso de extracción y análisis del ADN
Algunas muestras de los huesos encontrados han sido enviadas al laboratorio de genética forense para poder extraer ADN. Además, la Policía científica y expertos del Vaticano y de la Univerisidad de Roma Tor Vergata examinan ya los restos. Habrá que esperar como mínimo una semana para obtener algún tipo de respuesta concluyente.

Aparte de la edad y el sexo, queda por establecer correctamente el momento de la muerte. Se considera que todavía faltan partes importantes de las estructuras óseas como es el caso de la pelvis.