Futuro de Trump: La Casa Blanca se prepara para un ‘ataque investigativo’ de los demócratas

7

En vísperas de las elecciones intermedias que Estados Unidos celebrará el próximo 6 de noviembre, varios altos cargos de la Casa Blanca se preparan para una “arremetida” de investigaciones en el caso de que el Partido Demócrata se haga con el control de la Cámara de Representantes, afirma el reportero político Jonathan Swan en su artículo para Axios.

Este periodista recuerda que las encuestas indican que el Partido Republicano “probablemente” no vencerá estas legislativas a pesar de sus intentos para evitar ese escenario, que incluyeron la advertencia del presidente de EE.UU., Donald Trump, respecto a que sus compatriotas perderán su “recién descubierta riqueza” si votan a los demócratas.

Según una fuente a la que ha accedido Swan, el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, ha formado “un pequeño equipo de trabajo” para preparar las posibles iniciativas demócratas contra la Administración del actual mandatario norteamericano.

“Citaciones crean una parálisis en la Casa Blanca”
Tras entrevistar a los abogados que trabajaron en las Administraciones de Barack Obama y Bill Clinton, este reporterpo político aprendió qué se siente cuando el partido opositor controla el Congreso de EE.UU. y abre todo su “fuego investigativo” contra un presidente.

Neil Eggleston, consejero de Obama y asesor adjunto de Clinton, le explicó que “las citaciones que llegan a la Casa Blanca crean una parálisis” y logran que “el todo su sistema se detenga”, porque impide que “el proceso de elaboración de políticas no reciba la debida atención”.

Esos juristas estiman que el escenario futuro más probable para Trump se asemeja a la situación ocurrida durante el mandato de Clinton. El entonces jefe de la Casa Blanca “pasó todo su mandato” bajo constantes investigaciones relacionadas con diferentes escándalos, desde la controversia que se centraba en las inversiones en la Corporación de Desarrollo Whitewater hasta el su presunta relación con Monica Lewinsky.

En este sentido, mientras la mayoría de quienes trabajan en la Administración de Donald Trump y no están relacionados con la consejería de la Casa Blanca “no tienen ni idea de lo que podría suceder”, los altos cargos se preparan para la “nueva normalidad dura” bajo un control demócrata de la Cámara de Representantes de EE.UU., concluye Jonathan Swan.