Fiesta en favela acaba en tragedia

5

Una macrofiesta en la favela de Paraisópolis, una de las mayores de Sao Paulo, acabó este domingo en tragedia, después de que al menos nueve personas murieran aplastadas en un operativo policial.

La avalancha, según la Policía, se produjo después de que los agentes se adentraran en un “baile funk”, en el que participaban más de 5 mil personas, en busca de dos sospechosos que se habían escondido entre la multitud tras disparar contra los uniformados durante una persecución.

La Policía, precisó, fue recibida con botellazos y piedras y respondió lanzando gas lacrimógeno y balas de goma para preservar la seguridad de los agentes, lo que provocó la muerte de al menos 9 personas pisoteadas.

El portavoz de la Policía Militar (PM) de Sao Paulo, Emerson Massera, explicó en una rueda de prensa que la estampida comenzó “cuando los delincuentes entraron entre la multitud, incluso efectuando disparos contra los policías”.

“Los delincuentes utilizaron a las personas como un escudo humano para impedir la persecución policial. Cuando la Policía llegó, las personas fueron en dirección de los policías y la actuación de los agentes fue para protegerse a sí mismos”, aclaró el teniente.

La confusión provocó la muerte de nueve personas, entre ellos una mujer y ocho hombres, de los cuales uno tenía 14 años, según confirmó la Policía, que cifró en dos el número de heridos, pese que a inicialmente había informado siete.

Según las primeras investigaciones, uno de los heridos recibió un impacto de bala, pero la Policía niega el uso de armas de fuego durante la intervención.

Asimismo, algunos de los jóvenes que participaban en la fiesta relataron agresiones por parte de los agentes, entre ellos una mujer que contó a la televisión Globo que fue golpeada con una botella y una porra cuando intentaba huir.

Las Asociación de Vecinos de Sao Paulo denunció la acción policial, pidió el fin de la violencia y exigió justicia para “castigar a los culpables”.

“Esta madrugada, jóvenes fueron acorralados en callejuelas y fueron llevados de camino a la muerte, y quien debería de proteger está generando más violencia”, señaló la Asociación de Vecinos de Paraisópolis.

Tras las denuncias, el portavoz de la Policía explicó que será abierta una investigación interna en la corporación para verificar si hubo algún exceso por parte de los agentes durante el operativo en Paraisópolis, una enorme favela donde viven más de 55 mil personas y que colinda con uno de los barrios más ricos de la capital paulista.

“Es pronto para decir que hubo una falla por parte de la Policía Militar”, dijo.