Facebook prepara sus gafas de realidad aumentada

9

Patenta un modelo que destaca por su diseño sencillo e integración de tecnología
Facebook prepara el terreno para llegar al mundo de la realidad aumentada, el siguiente campo de batalla. Entraron de lleno en la virtual, con la compra de Oculus. Google, con la resurrección de Glass, Microsoft con Hololens y Snapchat con Spectacles, han seguido explorando las posibilidades de la realidad mixta, donde se combina la creación de contenido con la proyección sobre la realidad.

La red social no quiere quedarse atrás, aunque es posible que no llegue la primera. Snapchat, servicio en el que se ha inspirado para sus últimas innovaciones, ya trabaja en un modelo parecido. Facebook registró el pasado jueves una patente de unas gafas “que aumenten la vista del mundo físico, real, con elementos generados por ordenador. El sistema estaría integrado en un marco que se pose sobre la vista y con una pantalla ensamblada, de modo que presente el resultado en forma de contenido frente a los ojos del usuario”.

En la pantalla, según las indicaciones aportadas, se integra un escáner bidimensional, que se usaría para integrar el sistema actual de Oculus. De este modo, podrían cubrir las tres opciones que hasta ahora se proponen: realidad aumentada, mixta y virtual, en el mismo aparato. Michael Abrash, máximo responsable científico de Oculus, ya habló durante F8, la conferencia anual de Facebook, de un posible prototipo de gafas que se llevasen siempre puestas para tener una versión enriquecida de la realidad. En su plan contemplaba que llegasen al mercado en menos de cinco años. El registro de esta patente acerca más esta tecnología.

También se detalla que la experiencia puede ser complementada con auriculares y micrófono, de modo que resulte todavía más inmersivo e interactivo. Este revivir de las gafas, combinado con el registro y proceso de lenguaje natural de los asistentes virtuales son un primer paso para cumplir la siguiente meta de Silicon Valley, superar la era del móvil y suplirla por aparatos que se integran con la ropa, los denominados wearables, hasta ahora limitados casi siempre a relojes y pulseras de entrenamiento.