Erdogan toma posesión y promete un nuevo comienzo para Turquía

7

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, afirmó hoy, al tomar posesión del cargo ante el Parlamento, que su país vive a partir de ahora un “nuevo comienzo”, al tiempo que prometió gobernar para todos, incluyendo aquellos que no votaron por él.

Tras la reforma constitucional aprobada el año pasado, que dotaba a Turquía de un sistema republicano de corte presidencialista, Erdogan dispondrá ahora de amplios poderes ejecutivos, a diferencia de sus antecesores, cuya función era prácticamente representativa.

“Voy a tratar de trabajar con el planteamiento de no ser el presidente solo para aquellos que votaron por mí sino para la totalidad de los 81 millones de turcos”, agregó Erdogan en la ceremonia de toma de posesión.

En las elecciones del pasado 24 de junio, Erdogan, del islamista y conservador Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) obtuvo un 52 % de los votos.

Posteriormente, Erdogan ofreció una recepción en el palacio presidencial, a la que asistieron unos 6,000 invitados, ante los que ofreció su primer discurso como presidente.

El acto, trasmitido por todas las televisiones locales, incluyó una ceremonia de inspiración otomana, con soldados vestidos con uniformes originales de la época, que recibieron al presidente y a la primera dama, Emine Erdogan, con una marcha militar.

En esta ceremonia asistieron 22 jefes de Estado, entre ellos el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, así como 28 primeros ministros, como el ruso, Dmitri Medvedev.

En el solemne encuentro destacó la ausencia de líderes occidentales de primera fila, tras los últimos encontronazos políticos y diplomáticos de Turquía con la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

“Tendremos un Parlamento fuerte, con un Gobierno fuerte y una Turquía fuerte. Vamos a empezar a caminar hacia nuestro objetivo contra las organizaciones terroristas, con el lema, una nación, una bandera, un estado, un país”, aseguró Erdogan, quien llegó a la Jefatura del Estado turco en 2014, tras haber permanecido once años como primer ministro. “Ningún país, ni sociedad necesita un salvador. Lo que necesitamos es justicia y solidaridad”, agregó el mandatario turco.

“Vamos a hacer que todos los ciudadanos se beneficien de todos los derechos, sin importar a qué grupo étnico, religioso y regional proceden”, prometió.

“Vamos a fortalecer Turquía desde la industria de defensa a la seguridad fronteriza y vamos a dar grandes pasos para hacer de Turquía una de las 10 economías más grandes del mundo”, afirmó Erdogan ante los miles de invitados.

Según la tradición de la política exterior turca, Erdogan viajará mañana, en su primer día como presidente en ejercicio, a la vecina Azerbaiyán y a la República Turca del Norte de Chipre, creada por Ankara tras la ocupación de la parte norte de esa isla, en 1974.