En maletas y por avión: Turquía revela cómo pudo desaparecer el cuerpo de Khashoggi

7

El ministro de Defensa de Turquía, Hulusi Akar, sugiere que el equipo enviado a Estambul para asesinar al periodista saudí Jamal Khashoggi pudo haber sacado su cuerpo desmembrado oculto en maletas por el Aeropuerto Internacional de Ataturk de Estambul (Turquía), según lo declaró este sábado en el marco del Foro de Seguridad Internacional de Halifax (Canadá), que reúne anualmente a los principales funcionarios de Defensa a nivel mundial.

“Es hipotético […]. Después de tres o cuatro horas ellos abandonaron Turquía. Gracias a su inmunidad diplomática lo hicieron sin problemas con el equipaje”, aseveró Akar, que añadió que es probable que transportaran las partes del cadáver de Khashoggi en maletas aprovechando su condición de diplomáticos, pues evitan los registros. Asimismo, detalló que es “posible” que fueran 18 y no 15, como anteriormente se señaló, el número de hombres que llevaron a cabo el crimen.

La revelación se produce un día después de que trascendiera la noticia de que la CIA cree que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salmán, dio personalmente la orden de asesinar al periodista. Asimismo, este jueves EE.UU. interpuso sanciones contra 17 saudíes por su vinculación con el asesinato de Khashoggi.

Por su parte, este 15 de noviembre la Fiscalía de Arabia Saudita pidió la ejecución de cinco personas sospechosasde haber ordenado y supervisado el asesinato de Khashoggi en el consulado de Estambul (Turquía). Once personas han sido acusadas y 21 se encuentran detenidas en relación con el crimen, precisaron los fiscales.

El 2 de octubre, el periodista saudí Jamal Khashoggi, columnista de The Washington Post residenciado en EE.UU., desapareció después de entrar en el consulado de Arabia Saudita en Estambul. Dos semanas después, Riad admitió que Khashoggi murió dentro de la misión diplomática. Según su “investigación preliminar”, falleció como resultado de “una pelea”, mientras distintos medios informaban que las autoridades turcas disponían de pruebas que apuntaban a que Khashoggi fue asesinado y desmembrado en el consulado.