Embajador ruso en Washington: “Las condiciones de EE.UU. para renovar el START III son inaceptables”

2

En el Congreso estadounidense se formulan condiciones “inaceptables” para prolongar o renovar el tratado START III con Rusia, asegura el embajador ruso en EE.UU., Anatoli Antónov.

Este miércoles, el senador Tom Cotton y la representante Liz Cheney presentaron a sus colegas del Capitolio un proyecto de ley que impide que se financie una extensión o un nuevo tratado START hasta que el presidente Donald Trump “certifique ante el Congreso que Rusia ha aceptado una reducción verificada de su arsenal de armas nucleares tácticas, así como la inclusión de sus nuevos sistemas bajo los límites del nuevo tratado START”.

“La sensación es que conciben esas condiciones para que resulten inaceptables para la parte rusa, para que las rechacemos de inmediato“, se lamentó el embajador ruso en declaraciones a RIA Novosti. “Se crean barreras adicionales, obstáculos para la extensión de este tratado”, denunció Antónov, y agregó que las “armas nucleares tácticas no tienen nada que ver con estas cuestiones”.

“Putin y Trump necesitan discutir la estabilidad estratégica”

Durante un discurso en la Universidad de Princeton (Nueva Jersey), Antonov subrayó por otro lado que Moscú continúa abogando por la continuación del diálogo con EE.UU. para preservar el Tratado INF, el cual calificó como”una de las piedras angulares de la seguridad internacional”.

El diplomático ruso aseveró que es hora de que el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, discutan “la estabilidad estratégica y el futuro del control de las armas nucleares”, y en primer lugar los tratados INF y START.

“Rusia fortalecerá su soberanía sin comprometer la seguridad de los demás”

Asimismo, Antónov recordó que a Rusia se le define en los documentos y doctrinas oficiales de EE.UU como un ‘adversario’. “Parece que con ayuda de las sanciones políticas y económicas, ataques informáticos, intentos de aislar a Rusia, algunos políticos quieren ponernos de rodillas y hacernos cambiar nuestro rumbo en política exterior”, expresó el diplomático.

Ante ello, Antónov aseveró que Moscú está decidido a “preservar y fortalecer” su soberanía, sin por eso comprometer la seguridad de otros países, incluyendo EE.UU.