Domingo de Ramos sangriento en Egipto: al menos 45 muertos

33

Se han registrado dos explosiones en Tanta, a 120 kilómetros de El Cairo, y en la catedral de San Marcos de Alejandría. El Estado Islámico ha asumido la autoría de los atentados.

 

 

Al menos 45 personas han muerto y los heridos rebasan ya al centenar tras dos atentados perpetrados este domingo en dos iglesias coptas de Egipto a menos de tres semanas de la visita del papa Francisco. La organización terrorista Estado Islámico ha asumido a través de un comunicado la autoría de los atentados.

 

 

Ambos atentados habrían sido perpetrados por terroristas suicidas: el primero en la Iglesia de San Jorge, en la localidad de Tanta, al norte de El Cairo, y el segundo en la Catedral de San Marcos de Alejandría.

 

 

La explosión de la Catedral de San Marcos de Alejandría deja un balance de, hasta el momento, 18 muertos y 66 personas heridas. El papa de la Iglesia copta, Teodoro II,ha escapado ileso del atentado.

 

 

Esta explosión tuvo lugar poco después de un atentado con bomba en otro templo cristiano en Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo, en el que murieron al menos 27 personas y 78 resultaron heridas.

 

 

La explosión de Tanta sorprendió a los fieles dentro del templo de Mar Guergues (San Jorge, en árabe) coincidiendo con las celebraciones del Domingo de Ramos, que marca el comienzo de la Semana Santa.

 

 

En declaraciones a la televisión privada On Tv, el primer ministro egipcio, Sherif Ismael, condenó lo ocurrido y mostró la determinación del Gobierno de acabar con el terrorismo en el país.

 

 

“Se trata de un acto terrorista impío, pero erradicaremos el terrorismo de Egipto y tenemos la determinación para acabar con los grupos terroristas”, dijo el primer ministro.

 

 

La explosión sucedió en el interior de la iglesia y se debe, según fuentes de la agencia oficial de noticias egipcia MENA, a un artefacto de fabricación casera. Tiene además lugar justo antes del inicio de las celebraciones del Domingo de Ramos, a la espera de la visita del papa Francisco a Egipto, el próximo 28 de abril.

 

 

Los cristianos coptos conforman aproximadamente un 10% del total de la población egipcia (unos 85 millones de personas) y sus relaciones con la mayoría musulmana son consideradas un modelo de convivencia entre religiones.

 

 

Sin embargo, las iglesias coptas son objetivo de atentados islamistas como por ejemplo el que costó las vidas de 25 personas a finales del año pasado, al estallar una bomba en la catedral de San Marcos, en el distrito cairota de Abassia, que dejó además 31 heridos.