Dimisión de 2 ministros abre nueva crisis en Reino Unido

6

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, afronta una nueva crisis política tras la dimisión en menos de 24 horas de dos de sus principales ministros, ambos críticos con su plan de negociar una salida suavizada de la Unión Europea (UE).

El hasta ahora titular de Exteriores, Boris Johnson, que anunció ayer su renuncia, y el ya exministro para la salida de la UE, David Davis, que lo hizo anoche, han censurado el proyecto de May de negociar un “área de libre comercio” para bienes y productos agrícolas con los 27 socios comunitarios restantes tras el Brexit.

Ambos dieron su consentimiento el pasado viernes a un plan que se presentó como consensuado por el Gobierno en pleno, pero han aireado pocos días después sus discrepancias con el proyecto, que prevé que el Reino Unido mantenga un “libro de normas común” con la UE en cuanto al intercambio de bienes.

May ha sustituido a Davis al frente del departamento del Brexit con Dominic Raab, también favorable a una ruptura completa con la UE, mientras que a Exteriores irá Jeremy Hunt, hasta ahora en Sanidad, que defendió la permanencia en el bloque antes del referéndum de 2016 pero ha ensalzado las virtudes de la salida desde entonces.

Las dos dimisiones dispararon durante la jornada rumores sobre una posible moción de confianza contra May como líder del Partido Conservador, una votación que podría conducir a unas nuevas primarias de la formación y a su sustitución como primera ministra.

Para activar ese mecanismo, 48 diputados “tories” -un 15 % de la bancada conservadora- debe expresar su voluntad de convocar una moción, lo que obligaría a May a contar con el apoyo de al menos 159 de sus 316 diputados -más del 50 %- para conservar el puesto.

La primera ministra habló ayer por la tarde ante el grupo parlamentario conservador en una reunión a puerta cerrada que se preveía tensa para la jefa de Gobierno, pero en la que fue sin embargo recibida con aplausos.