Desalojan a socorristas por nuevo flujo en volcán

8

Una intensa corriente de agua asociada a lluvias obligó ayer al urgente desalojo de socorristas de una zona devastada por la erupción del Volcán de Fuego en Guatemala, que ha causado 110 muertos, 197 desaparecidos y 57 heridos, conforme cifras oficiales.

El vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, dijo que las autoridades desalojaron a socorristas que laboran en el lugar y a vecinos que, pese a la prohibición, ingresaron a la llamada zona cero para buscar los restos de más víctimas.

Un boletín del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) emitido esta tarde, advirtió que las abundantes lluvias originaron un descenso de material volcánico, y que existe el riesgo de más desprendimientos de este tipo.

La situación amenazaba la seguridad de las personas en la zona devastada, sureño departamento de Escuintla, pues la corriente transportaba “abundante cantidad de material, arrastrando ramas, y árboles completos”.

El desprendimiento de un sector alto del coloso, según el boletín del Insivumeh, contenía “abundante material volcánico y bloques de dos y tres metros, con un ancho de 30 a 40 metros y una altura de dos y tres metros”.