Derriba Siria un avión de combate de Israel

9

El Ejército sirio aseguró ayer en un comunicado haber derribado un avión de combate israelí dentro del “territorio ocupado”, en referencia a los Altos del Golán.

 

Baterías antiaéreas sirias dispararon contra cuatro aviones israelíes que atacaron una posición militar en la carretera que conduce a Palmira, en la provincia central de Homs, según una nota de la Comandancia General del Ejército, recogida por la agencia oficial siria SANA.

 

 

El Ejército israelí había informado anteriormente del bombardeo esta madrugada de varias posiciones en Siria, y de que dicha acción fue respondida con el disparo de misiles antiaéreos hacia Israel.

 

 

La agencia siria precisa que los cuatro aparatos de combate entraron en el espacio aéreo sirio a las 02.40 hora local (00.40 GMT) por la zona de Al Barich, fronteriza con el Líbano, y atacaron una posición en el este de Homs.

 

SANA asegura que otro de los aparatos fue alcanzado por las defensas antiaéreas sirias.

 

 

La Comandancia de las Fuerzas Armadas sirias acusaron al “enemigo sionista” (Israel) de “apoyar las bandas terroristas del Dáesh (acrónimo árabe del grupo yihadista Estado Islámico) en un intento desesperado de levantar su moral, hundida por las victorias del Ejército árabe sirio”.

 

 

La nota no da información sobre posibles daños materiales o bajas causadas en el ataque.

 

 

El Ejército israelí, que no suele dar confirmación de este tipo de operaciones, aseguró, sin embargo, que “en ningún momento se vio comprometida la seguridad de los ciudadanos israelíes o de las aeronaves militares”.

 

 

Durante los seis años de guerra civil siria, ocasionalmente se ha registrado la caída de proyectiles procedentes de fuego perdido o alguno considerado intencionado en la zona de los Altos del Golán, cuya parte occidental está ocupada por Israel a este país desde 1967.

 

 

Israel no ha tomado parte oficialmente en este conflicto, pero suele responder directamente contra los atacanteso contra posiciones del Ejército sirio de Bachar al Asad, al que responsabiliza de la soberanía en el territorio fronterizo.

 

 

Según el diario Haaretz, uno de los misiles antiaéreos lanzados por Siria fue interceptado por Israel al norte de Jerusalén, a unos 200 kilómetros de distancia de los Altos del Golán, y calificó el incidente como “el más grave entre los dos países, Israel y Siria, desde el año 2011.