Denuncian trabas para investigar ataque químico en Siria

7

LA HAYA/DAMASCO.

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) informó ayer que su grupo de enviados a Siria no ha podido trasladarse a la ciudad de Duma para iniciar la investigación sobre el presunto ataque con armas químicas del pasado 7 de abril.

La OPAQ explicó que autoridades sirias y rusasles notificaron que hay que resolver cuestiones de seguridad antes de poder ingresar a la región de Guta Oriental.

Anunció que el gobierno sirio ofreció a su equipo de expertos entrevistas en Damasco con 22 testigos del presunto ataque químico en Duma.

Los funcionarios sirios y rusos que participaron en las reuniones preparatorias en Damasco informaron al equipo de investigadores de que todavía están trabajando en cuestiones de seguridad pendientes, antes de que pudiera realizarse cualquier despliegue”, dijo el director de la OPAQ, Ahmet Üzümcü.
Añadió que, a la vista de la situación, las autoridades sirias ofrecieron al equipo de expertos trasladar a Damasco a 22 supuestos testigos de lo ocurrido hace unos días en Duma, donde se denunció un presunto ataque con armas químicas por parte del régimen de Bashar al Assad.

El director de este organismo con sede en La Haya instó a realizar “todos los arreglos necesarios” para permitir que el equipo de la OPAQ se despliegue en Duma “lo antes posible” y comenzar así con sus labores de investigación, que en un principio debían haber comenzado el pasado sábado.

La delegación británica ante la OPAQ denunció, durante una reunión de emergencia de este organismo, que Rusia y Siria no permiten la entrada de los expertos a Duma y advirtió de que el acceso a la zona del ataque es “esencial” para el trabajo de los investigadores.

El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Riabkov, rechazó las críticas y afirmó que los expertos no han podido iniciar aún sus investigaciones debido a los ataques con misiles lanzados el sábado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra objetivos del régimen sirio.

Las consecuencias de los actos ilegales lo impiden”, afirmó Riabkov, citado por la agencia de noticias Interfax.
TRUMP FRENA SANCIONES
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, frenó ayer el plan para castigar con sanciones económicas a Rusia por su apoyo al gobierno sirio.

El diario The Washington Post, que cita a funcionarios estadunidenses, afirmó que es “poco posible” que Trump aprobara ayer sanciones contra Rusia, puesto que no se ha producido ningún tipo de provocación por parte del Kremlin.

La decisión de Trump contradice lo anunciado el domingo por su embajadora ante la ONU, Nikki Haley, quien aseguró que ayer el Departamento del Tesoro impondría sanciones contra compañías rusas que han ayudado a desarrollar armas químicas al gobierno de Bashar al-Assad.

Según el Post, tras las declaraciones de Haley, Trump convocó a su equipo de seguridad y le dijo que se sentía “molesto” porque las sanciones se hubieran anunciado oficialmente sin que él hubiera dado el visto bueno.

MAY Y MACRON ENFRENTAN OPOSICIÓN
En tanto, la primera ministra británica, Theresa May, y el presidente francés, Emmanuel Macron, afrontaron ayer las críticas de la oposición por el bombardeo contra
Siria.

No recibimos órdenes de Estados Unidos. Permítanme ser absolutamente clara: hemos actuado porque era de interés nacional hacerlo”, dijo May ante el Parlamento.
El primer ministro francés, Edouard Philippe, justificó ante la Asamblea Nacional la decisión “difícil, legítima”, de Macron, asegurando que antes “de haber recurrido a la fuerza, fuimos hasta el final del razonamiento político y diplomático para convencer a Damasco”.