Demócratas revelan magnitud de campaña rusa en Facebook

10

Legisladores demócratas difundieron más de 3,500 anuncios creados o compartidos en Facebook por la agencia rusa de internet, ofreciendo el panorama más claro hasta ahora de la magnitud de la campaña rusa por provocar divisiones políticas y raciales en Estados Unidos durante la contienda electoral del 2016.

 

Los avisos, difundidos por los demócratas de la Comisión de Asuntos de Inteligencia en la Cámara de Representantes, son en su mayoría sobre temas concretos como la inmigración, los derechos de los homosexuales y la tenencia de armas, entre otros.

Una gran cantidad intenta causar cismas en la sociedad en torno al tema del racismo, pues mencionan la brutalidad policial o se burlan del movimiento Black Lives Matter. Algunos apoyan a Donald Trump o a Bernie Sanders, quien compitió contra Hillary Clinton en las primarias por la candidatura presidencial demócrata. Casi ninguno apoya a Clinton.

Los demócratas ya habían publicado el año pasado una pequeña muestra de los anuncios comprados por la Agencia de Investigaciones de Internet de Rusia. El alijo publicado este jueves viene de los avisos que los jefes de Facebook le entregaron al panel tras reconocer en septiembre que habían descubierto las gestiones rusas. Los avisos, que abarcan desde inicios del 2015 hasta mediados del 2017, no incluyen unos 80,000 mensajes colocados directamente en Facebook por la entidad rusa. Hay ciertas palabras en algunos de los avisos que están tachadas, a fin de proteger a personas inocentes cuyos nombres u rostros fueron usados sin su aprobación.

Un examen de los avisos por la AP revela la precisión — o, a veces, la falta de precisión — con la cual los rusos apuntaban a ciertos segmentos específicos de la sociedad.

Algunos avisos fueron diseñados para atraer a los oponentes a inmigración, o a seguidores de ciertas personalidades del canal de televisión Fox News, al fundador de WikiLeaks Julian Assange, a aficionados de la bandera estadounidense o de la Constitución, entre otros.

Otros estaban dirigidos a un público más circunscrito. Por ejemplo, el que estaba dirigido a los habitantes a un radio de 19 kilómetros (12 millas) de Buffalo, estado de Nueva York, donde se había organizado un evento por una mujer negra que había muerto en la cárcel. Otro anuncio, que criticaba a una maestra de escuela en Texas que fue despedida por formular comentarios racistas, estaba dirigido a habitantes de Cleveland, Baltimore, San Luis y Ferguson, Missouri.