Declaran emergencia de siete días en área de incendios en Australia

10

El estado australiano de Nueva Gales del Sur decretó siete días de emergencia en previsión de un fin de semana de crisis por los incendios forestales, los cuales se espera que tengan una jornada de alto riesgo este sábado.

El anuncio de la medida coincidió con la visita a la región del primer ministro australiano, Scott Morrison, quien tuvo que enfrentar a pobladores enojados por la respuesta que ha dado su gobierno a los incendios forestales.

El estado de emergencia fue ordenado por la primera ministra local Gladys Berejiklian y comenzará a partir de las 9:00 horas de este viernes (22:00 GMT del jueves), con la posibilidad de evacuaciones forzadas y cierre de caminos.

Shane Fitzsimmons, comisionado del Servicio Rural de Incendios, advirtió que las condiciones que prevalecerán, sobre todo en el sureste el próximo sábado, serán peores que las anteriores al Año Nuevo, cuando hubo siete muertos y miles de personas en riesgo.

La medida incluye que 14 mil kilómetros cuadrados, en la parte norte del estado, sean declarados “libres de turistas” por el riesgo que provoca la suma de fuertes vientos, temperaturas de hasta 41 grados centígrados y baja humedad, reportó la Australian Broadcasting Corporation (ABC).

En tanto, Morrison visitó la ciudad de Cobargo, donde un grupo de pobladores lo acusó de haber dejado que el país se incendiara.

El jefe de gobierno dijo a la ABC, tras el incidente, que entendía el sentimiento de los pobladores que lo han perdido todo. Hay mucha emoción y yo la entiendo, añadió.

El funcionario tiene agendada una reunión con el Comité Nacional de Seguridad este lunes, a fin de analizar la respuesta que se ha dado a los incendios, que es el único tema que por ahora centra el interés de Morrison, dijo él mismo.

Por otra parte informes provenientes de Nueva Zelandia, en particular de su Isla Sur, al sureste de la zona australiana de incendios, alertaron que el Glaciar Fox quedó cubierto de una capa de ceniza que llegó del país vecino este miércoles.

La lluvia que cayó en la zona de miércoles a jueves limpió la ceniza caída, pero se espera más llegada de este tipo de materiales al menos hasta el sábado, reportó Radio New Zealand.