Confirman que exespía ruso fue envenenado con agente neurotóxico

7

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) confirmó la tesis del gobierno británico sobre el uso de un agente neurotóxico para envenenar al exespía ruso Serguei Skripal, pero sin pronunciarse sobre la procedencia de la sustancia.

“Los resultados de los análisis de los laboratorios designados por la OPAQ para examinar las muestras biomédicas y ambientales recogidas confirman el hallazgo de Reino Unido relacionado con la identidad del agente tóxico usado contra el Skripal y su hija Yulia en la ciudad de Salisbury el pasado 4 de marzo”, informó la organización.

Precisó que las muestras examinadas permitieron verificar “un alto nivel de pureza” del agente neurotóxico, sin embargo, no se pronunció sobre quién perpetró el ataque ni la procedencia del veneno, que, según los británicos, es la sustancia de fabricación rusa Novichok.

LA OPAQ detalló que sus expertos estuvieron en Reino Unido del 21 al 23 de marzo y pudieron “recolectar muestras de sangre” de los tres afectados por el envenenamiento: Skripal, su hija y el policía Nicholas Bailey, que atendió al exespía y a Yulia minutos después de ser hallados inconscientes cerca de un centro comercial.

En un comunicado publicado en su sitio web, explicó que las muestras fueron enviadas al laboratorio de la OPAQ localizado en la ciudad holandesa de Rijswikk, cerca de La Haya, para su examen, pero también fueron analizadas por otros laboratorios relacionados con la organización “con fines comparativos”.

A pesar de que la OPAQ no especifica si se trata del Novichok, ni menciona a Rusia como responsable del envenenamiento del exespía, el ministro británico de Relaciones Exteriores, Boris Johnson, escribió en su cuenta de Twitter que “no hay dudas” sobre la responsabilidad de Moscú.

Aseguró que sólo Rusia tiene los medios para atacar a Skripal con un agente neurotóxico y solicitó una reunión del consejo ejecutivo de la OPAQ para el próximo miércoles con el fin de discutir los próximos pasos. “El Kremlin tiene que dar respuestas”, dijo.

Sin embargo, el gobierno ruso rechazó este jueves una vez más cualquier implicación en el caso Skripal e insistió en que todas las sustancias químicas fueron destruidas bajo supervisión de la OPAQ antes de 2017.

El viceministro ruso de Industria, Georgi Kalamanov, aseguró que su país nunca ha tenido agentes químicos que no hubiesen sido notificados a la OPAQ.

La hija de exespía ya fue dada de alta del hospital hace unos días, pero su padre sigue siendo tratado, aunque los médicos confían en que termine recuperándose.

El envenenamiento del exespía ruso y su hija originó una ola de expulsiones tanto de Reino Unido como de Rusia, que alcanzó a unos 300 diplomáticos en total.