Busca Colombia nuevo cese al fuego

7

Las autoridades colombianas aún están comprometidas a alcanzar un nuevo acuerdo de cese al fuego con el último grupo rebelde del país, a pesar de nuevos ataques guerrilleros que pusieron en pausa el diálogo, dijo ayer el principal negociador de Colombia.

Gustavo Bell dijo que ambas partes necesitarán actuar con rapidez porque parte de la comisión de Naciones Unidas que supervisa el anterior cese al fuego que terminó el martes ya está desintegrándose.

El presidente Juan Manuel Santos retiró a Bell el miércoles de las negociaciones de paz que se llevan a cabo en Ecuador después que los guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional lanzaron varios ataques. Un soldado murió y dos infantes de Marina resultaron lesionados en los incidentes.

El retiro de Bell significó un considerable revés para las pláticas que comenzaron en febrero para poner fin al último conflicto insurgente de Colombia.

Mientras tanto, la estatal Empresa Colombiana de Petróleo (Ecopetrol) informó que activó el plan de contingencia del oleoducto Caño Limón Coveñas, a raíz de tres atentados registrados contra su infraestructura por parte del rebelde Ejército de Liberación Nacional.

El grupo insurgente activo en la víspera las acciones contra la infraestructura energética y unidades militares y policiales, tras el fin el pasado 9 de enero del cese al fuego bilateral con el gobierno, vigente desde el primero de octubre del 2017.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas, fue afectado por varios atentados en Boyacá y Arauca.